El Caldero de Lulú: placer al paladar y alimentación sana en pandemia

marzo 29, 2021

Juan David Castilla Arcos/Xalapa.- El falafel, una masa de garbanzos acompañada de pan pita, aderezo de yogurt y distintos vegetales -platillo de origen Árabe-, es una de las especialidades de la cocina virtual “El caldero de Lulú”, cuyos productos son vegetarianos y promueven la alimentación saludable en tiempos de pandemia por el SARS-COV-2 (COVID-19).

María Guadalupe Rosales Arieta, una joven licenciada en Psicología y maestra en Ciencias de la Salud, quien imparte clases en el nivel superior, abrió su negocio de comida desde agosto del año pasado, en busca de un ingreso económico extra.

“Hemos notado que hay momentos en los que la venta es muy baja, hay días en los que puede no haber ningún pedido y por el contrario hay otros días en los que puede haber muchos pedidos. Estoy consciente de que en esto momento hay cosas más importantes que comer fuera de casa, que intentan disminuir cualquier tipo de gasto y por eso nuestros precios son accesibles, para que a pesar de que todos estamos muy justos de dinero por todo esto que estamos atravesando en la pandemia, podamos tener una alimentación rica, buena y sobre todo accesible”, expresó.

Otro de los objetivos principales de su negocio es demostrar que los platillos vegetarianos pueden ser ricos y sabrosos, como cualquier otro tipo de comida, de origen animal.

“Tenemos una falsa idea de que la comida vegetariana siempre es simple, no tiene sabor, no hay sazón. Entonces, la idea de comenzar esto fue demostrar un poco eso. También un poco de ética respecto a: de dónde procede todo lo que es la comida de origen animal y la importancia de que, tal vez no nos volvamos completamente vegetarianos, pero sí tengamos mayor conciencia respecto a nuestra alimentación”, expresa.

Su negocio ofrece postres, como roles, conchas rellenas y brownies. Pero también platillos de especialidad como el falafel, en 25 pesos cada uno, así como también, hamburguesas y hot dogs, ambos vegetarianos.

Las hamburguesas, cuyo costo es de 35 pesos cada una, son preparadas con pan casero, un relleno de lentejas y acompañados de algunas verduras. Mientras que los hot dogs, de 25 pesos, son totalmente de vegetales.

“Los precios que manejamos en el caldero son accesibles, también era algo importante en este pequeño negocio, que la comida vegetariana fuera accesible para todos, podemos ir a cafés, restaurantes a diversos locales y los precios son exhorbitantes sobre todo por lo que se ha añadido a estos términos de saludable, gluten free y la idea no es esto, sino promover este consumo ético de la comida vegetariana, que es rica y además es accesible”.

Los productos en existencia son publicados en Facebook y Twitter, con el nombre de “El Caldero de Lulú”.

Además, para evitar desperdicio de comida los platillos únicamente se realizan por perdido con un día de anticipación y se entregan a los clientes en horarios acordados o se envían a sus domicilios.

Botón volver arriba