‘El Grande’ revela que Arturo Beltrán Leyva secuestró a García Luna

enero 24, 2023

Arturo Beltrán Leyva, uno de los capos más conocidos de México, tuvo secuestrado a Genaro García Luna cuando éste era secretario de Seguridad Pública en el gobierno de Felipe Calderón, reveló el narcotraficante Sergio Villarreal Barragán, El Grande.

Durante la continuación de su declaración en el juicio en contra del exfuncionario en Estados Unidos, el capo indicó que el hecho ocurrió como consecuencia de una ‘guerra’ librada entre los Beltrán Leyva y la facción de Joaquín El Chapo Guzmán e Ismael El Mayo Zambada, en 2008, reportó Keegan Hamilton, de Vice News.

El Grande, que cumple una pena de prisión en Estados Unidos, reveló que en medio del conflicto, Arturo Beltrán Leyva decidió secuestrar a García Luna para probar que “nada era imposible”. El secuestro se dio en una carretera de Morelos, camino de la localidad de Cocoyoc; el exfuncionario terminó por ser liberado, luego de que hablaron con él.

Villarreal Barragán, testigo de la Fiscalía durante el juicio por narcotráfico contra García Luna, agregó que el ex secretario de Seguridad Pública ayudaba al Cártel de Sinaloa con equipo de vigilancia que era proveído por un israelí. “Había inhibidores de llamadas, grabadoras, equipos de escuchas telefónicas. Eran muy avanzados”, declaró.

⇒ Según El Grande, García Luna parecía beneficiar más al grupo de El Chapo Guzmán, pues los operativos contra la gente de los Beltrán Leyva eran continuos, mientras que “eran mínimos” contra el grupo de El Chapo.

En su declaración, el capo indicó que fueron los Beltrán Leyva quienes filtraron al ejército información para detener a Jesús Reynaldo Zambada, alias El Rey, pero el ejército, a su vez, se la “vendió” a Ismael El Mayo Zambada y la operación no se concretó.

Finalmente, El Rey fue detenido el 19 de marzo de 2009 en la Ciudad de México, gracias, de nueva cuenta, a información proporcionada por los Beltrán Leyva. Sin embargo, esta vez el cártel no se conformó con dar información, sino que sicarios, incluyendo a El Grande, disfrazados de agentes de la SIEDO, participaron en la detención.

“En México todo puede pasar, la corrupción es muy grande, y se cambian detenidos en los operativos”, afirmó Villarreal Barragán.

De acuerdo con la versión de El Grande, la división entre los cárteles también dividió a las instituciones mexicanas: así, la policía federal y parte del Ejército estaban con El Chapo y con El Mayo, mientras que la AFI y otra parte del ejército estaba con Arturo Beltrán Leyva, quien murió en un operativo de la Armada en 2009.

Botón volver arriba