El senador Ricardo Monreal se destapa para 2024

septiembre 27, 2021

Redacción/El Demócrata. El senador Ricardo Monreal Ávila afirmó que está listo para obtener la candidatura de Morena para la Presidencia de 2024, ganar la contienda electoral y profundizar el cambio de régimen y la transición política que inició el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Monreal Ávila dijo que él puede continuar con el proceso democrático que vive México. Por eso, agregó, en su momento se inscribirá y participará con las reglas que fije el partido, para poder ganar la candidatura y luego la Presidencia de la República.

El coordinador parlamentario de Morena en el Senado asistió a la toma de protesta de Ricardo Gallardo como gobernador de San Luis Potosí. En una entrevista, previa a la ceremonia, reiteró que una vez que se lance la convocatoria se inscribirá para obtener la candidatura presidencial del movimiento.

“Me he preparado, estoy preparado, estoy en la plenitud de mi lucidez, de mi inteligencia y de mi experiencia; y creo que puedo profundizar el cambio y esta transición política que inició el presidente López Obrador”.

Ricardo Monreal también hizo un llamado a la población de San Luis Potosí, para que le den la oportunidad a Ricardo Gallardo, para “gobernar bien, sin excesos, sin persecución, con una actitud conciliadora”.

Destacó que el pasado proceso electoral “dividió en dos” al estado. Ahora debe de conciliarse para que San Luis Potosí siga creciendo y desarrollándose. Como mugas entidades de la República, agregó el legislador, este estado tienen muchos problemas y “todos tenemos que sumarnos al esfuerzo” por resolverlos.

“Ricardo tiene la oportunidad de ser un buen gobernador y de convencer a la otra mitad que no votó por él. Yo confío en que va a hacer un buen gobierno, tiene sensibilidad, tiene experiencia y nosotros desde el Congreso intentaremos ayudar al estado”, expresó.

Además, sugirió al nuevo mandatario estatal “que se oriente mucho a la política social, que gobierne con ecuanimidad e intente gobernar con prudencia, sin venganzas y sin buscar en el pasado cobrar facturas”.

Lo mejor para un gobernador, asentó, es caminar con equilibrios, sin exabruptos, sin excesos y conciliando a todo el pueblo: a los que votaron por él y a los que no votaron por él; a los que creen en él y a los que no creen en él, concluyó.

Botón volver arriba