Emite IMSS recomendaciones para detectar autismo en menores

abril 2, 2021

Ciudad de México. En el marco del Día Mundial de la Concienciación sobre el Autismo, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Veracruz Norte recomienda a los padres de familia estar atentos al desarrollo cognitivo de los hijos para poder detectar a tiempo cualquier anormalidad. 

El autismo se caracteriza por ser una condición que afecta la interacción con el mundo exterior, el contacto con las personas del entorno y problemas de comunicación verbal, comentó la psiquiatra del Hospital General de Zona (HGZ) No. 71, Julissa del Rosario Ibáñez Ruelas.

Los trastornos del espectro autista (TEA) son un grupo de afecciones caracterizadas por algún grado de alteración del comportamiento social, la comunicación y el lenguaje, y por un repertorio de intereses y actividades restringido, estereotipado y repetitivo. 

Algunas de las complicaciones del autismo pueden ser convulsiones, esclerosis tuberosa, o retraso mental, generados por problemas sensoriales; una persona con este trastorno puede ser muy sensible a los estímulos sensoriales y esto puede ser lo suficientemente grave como para que las sensaciones habituales sean molestas o dolorosas.

Las personas afectadas por TEA presentan a menudo afecciones como  epilepsia, depresión, ansiedad y trastorno de déficit de atención e hiperactividad. El nivel intelectual varía mucho de un caso a otro, y va desde un deterioro profundo hasta casos con aptitudes cognitivas altas.

Los factores de riesgo del autismo pueden ser genéticos, ambientales o por dificultades durante el parto; sin embargo, se debe tener en cuenta que ninguno de estos por sí solos causa el autismo, es la combinación de estos, lo que la que puede aumentar el riesgo de padecer esta discapacidad. 

Existen varios tratamientos que, si bien no detienen el autismo, pueden ayudar a las personas con TEA a adaptarse a los puntos débiles de su afección y desarrollar sus puntos fuertes. Muchas personas con viven de forma equilibrada, plena e independiente.

Por último, apuntó la especialista que la forma para bajar el riesgo de que un niño pueda nacer con TEA, es tener un adecuado control prenatal, no fumar, no consumir drogas ni alcohol y priorizar la alimentación al seno materno.

Botón volver arriba