En histórica megamarcha mujeres en CDMX exigen fin a feminicidios y violencia de género

Se dieron cita poco más de 75 mil mujeres, desde niñas hasta persona de la tercera edad.

marzo 8, 2022

Carlos Guzmán/El Demócrata. Tras dejar prácticamente en el pasado la pandemia de covid-19, esta tarde se registró en la Ciudad de México la mayor marcha de mujeres de la que se tenga memoria, que exigió el cese de los feminicidios y violencia en su contra.

Pese a los destrozos a lo largo de Paseo de la Reforma, así como las avenidas que confluyen al zócalo de la Ciudad de México por parte del grupo denominado “bloque negro” que hizo de las suyas en la fachada de una sucursal bancaria, un semáforo en Pino Suárez, intentó derribar las vallas para ingresar a Palacio Nacional e hirió con un picahielos el rostro a una mujer policía cerca de la barricada que da a la puerta Mariana de la residencia presidencial, acción impedida con el uso de polvo de extintores por parte de la policía capitalina, la inmensa mayoría de las féminas caminó de manera pacífica desde el Ángel de la Independencia hasta la plaza de la constitución gritando consignas.

Fue poco antes de las 14:30 horas cuando comenzaron a llegar al zócalo los grupos más importantes de las feministas así como otros contingentes desde las 5:30 de esta madrugada buscando sin éxito sorprender a la autoridad.

En el caso de las muestras de apoyo a la causa feminista no faltaron algunas mujeres que, incluso, entregaron flores a algunas de las tres mil mujeres policía que dieron destacamentadas para resguardar la seguridad de la asistentes a lo largo de toda la ruta de la manifestación.

También los grupos políticos no faltaron, entre ellos un nutrido contingente de legisladoras locales y federales del Partido de la Revolución Democrática, así como de Acción Nacional, quienes avanzaron junto con el resto de las manifestantes desde la denominada “victoria alada”.

Estas a su llegada al zócalo contaron con el acompañamiento de sus contrapartes varones, quienes desde un restaurante ubicado en uno de los edificios que tiene vista hacia la plaza colocaron una manta recordando que en la actual administración del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador suman ya más de tres mil feminicidios, en su mayoría, aún impunes.

Luego de culminar la manifestación, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, Nashieli Ramírez reveló que hasta las 19 horas que culminó la protesta sus colaboradores así como personal del colectivo “Marabunta” le informaron que en esta edición de esta marcha se dieron cita poco más de 75 mil mujeres desde niñas hasta persona de la tercera edad.

Sobre el saldo, el secretario de Gobierno de la Ciudad de México, Martí Batres Guadarrama informó que se reportaron 25 personas que requirieron atención médica, de ellas, tres ameritaron traslado a hospitales; una policía herida en el rostro y las dos manifestantes embozadas que tumbaron la estructura de vidrio del metro Hidalgo.

Al final de la protesta hombres que marcharon de manera discreta junto con los contingentes de mujeres intentaron agredir a las mujeres policía que resguardaban las vallas frente a Palacio Nacional, lo cual fue impedido por efectivos varones de la secretaría de Seguridad Ciudadana que ya se habían preparado para este hecho derivado de denuncias ciudadanas hechas desde hace varios días que hablaban de que se intentaría así derivar las vallas e ingresar a realizar destrozos a Palacio Nacional, lo cual los rijosos no pudieron concretar.

Al filo de las 19:40 horas se reabrió la circulación sobre Paseo de la Reforma no sin antes el equipo de limpia del Gobierno de la Ciudad de México efectuar su labor de recoger la basura y destrozos que dejaron las mujeres a su paso, mientras más cuadrillas de otros trabajadores volvían a montar cristales y mobiliario de estaciones del sistema de autobuses articulados y de segundo piso “Metrobús”, así como de las bicicletas de alquiler “Ecobici”, en tanto, otros iniciaron el retiro de las vallas de hasta 5 metros que protegieron negocios y monumentos de las manifestantes, así como el borrado de consignas escritas por las manifestantes para que a primera hora de este jueves 9 de marzo todo luzca como si no hubiere pasado ninguna manifestación.

Botón volver arriba