Esta obra refleja lo que significa amar para la mujer

México/Notimex. El monólogo “Para no morir de amor” analiza el condicionamiento cultural sobre lo que para la mujer significa amar, obra que forma parte del ciclo Perspectiva de Género que es presentado por la Casa AmarYya y es una producción de la Coordinación Nacional de Teatro del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL).

En rueda de prensa, la directora y escritora de este monólogo, Marianella Villa, dijo que se trata de una obra que forma parte de un proyecto integral que consta de un área pedagógica y una artística y que se llama “Violeta ármate mujer de arte”.

“Este proyecto tiene varios objetivos: artísticos, éticos y políticos y surge de la observación de la realidad en nuestro país respecto a las innumerables problemáticas de género en la que nos encontramos las niñas y las mujeres”, señaló.

Tiene dos ejes temáticos centrales, pero uno de ellos es sobre la importancia de la creación artística de las mujeres, y en ese sentido es vital presentar a todo el equipo que participa en este monólogo y que todas son mujeres artistas.

Entre otras se encuentran Lilia Papadopul que es codirectora de esta obra y también asesora en la dramaturgia, y Alina Maldonado que hace la música original de toda la obra.

Esta pieza cuenta como Susana, una mujer que vive en la calle, se encuentra un libro de Virginia Woolf que la inspira a escribir la historia de una mujer y una niña, y a partir de ahí surge su duda existencial.

El personaje se cuestiona: ¿quién medirá el calor y la violencia de un corazón de poeta arraigado en el cuerpo de una mujer? ¿Por qué habría de morir por amor?

En su disposición escénica, este montaje se basa en el diálogo frontal con los espectadores, en el trabajo actoral como epicentro, enfocado en transmitir las temáticas a partir de estados anímicos y psíquicos, sin artificios y que aludan a la verdad.

El tema sustancial de esta obra es el condicionamiento cultural que se refleja en las mujeres respecto de lo que significa “amar” y tiene como objetivo cuestionar la tendencia trágica de lo femenino y el cliché patético de la melancolía amorosa.

Como detonante creativo se encuentran las figuras de dos personajes: Medea de Eurípides y Ofelia de Shakespeare, ante sus contrapartes contemporáneas: la Medea material de Heiner Müller y La falsa suicida de Angélica Lidell, con el propósito de construir los arquetipos clásicos.

La puesta en escena trata una problemática contemporánea: el condicionamiento de las mujeres a que su existencia y su condición creadora deba estar ligada a la presencia de un hombre.

Consecuentemente propone la comprensión, lectura y escritura de literatura feminista como herramientas para fortalecer la emancipación de la mujer en la sociedad y en el ejercicio creador.

La obra se presentará del 30 de mayo al 23 de junio en la Sala Xavier Villaurrutia del Centro Cultural del Bosque.

Back to top button
Close