Evelyn, Fátima y Dulce marcan pauta en Medicina UV, región Veracruz

Se trata de tres estudiantes destacadas que recién ingresaron a la Licenciatura en Médico Cirujano

octubre 16, 2020

  • Las jóvenes utilizaron recursos interactivos y virtuales para fortalecer su preparación para el examen 

Evelyn Cruz Martínez tuvo un promedio de 99.9

Veracruz. Evelyn Cruz Martínez, Fátima Monserrat Fuentes Hernández y Dulce Martínez Hernández, estudiantes de la Licenciatura en Médico Cirujano de la Universidad Veracruzana (UV), compartieron que ingresar a la UV es motivo de gran satisfacción y orgullo, así como el inicio de un sueño y nueva etapa en sus vidas. 

Las universitarias, quienes obtuvieron una calificación destacada en sus exámenes de ingreso, relataron a Universo sus historias y cómo se prepararon para ser parte de la máxima casa de estudios del estado, ante un panorama enmarcado por la pandemia de Covid-19. 

“Ser seleccionada para ingresar a la UV es y será un gran honor siempre”: Evelyn Cruz 

 Evelyn Cruz Martínez, quien obtuvo el mayor puntaje en el examen de ingreso en la región Veracruz, compartió que “cuando una persona está motivada y realmente tiene las ganas de cumplir sus metas, busca cualquier medio para lograrlas”. 

Dijo que haber logrado 99.9 en el examen la llena de orgullo, pero también significa una gran responsabilidad: “Me hace saber que voy por el camino adecuado en mi vida y sé que debo mantener la constancia y disciplina que me trajo hasta aquí”. 

Recordó que su preparación para el examen inició tres meses atrás, con guías interactivas, exámenes simulacros e incluso videos en YouTube

“Cuando surgían dudas las comentaba con mis amigos que al igual que yo se preparaban para el Ceneval, de esta manera podíamos aportar más conocimientos entre nosotros.” 

Además compartió que una excelente herramienta que le ayudó para presentar de manera adecuada el examen de nuevo ingreso fue AEXI. 

La universitaria reconoció que pertenecer a la comunidad UV es un gran logro ya que el prestigio y reconocimiento que tiene la Universidad hace que las metas sean aún más elevadas. Es por esto que la eligió como su casa de estudios, por la capacidad de los administrativos y docentes, así como su alto nivel académico. 

“He visto la calidad del programa de estudios de la UV, sé que estoy en el lugar correcto para continuar con mi formación educativa y ser una excelente profesionista.” 

La joven, originaria de Tampico, Tamaulipas, se considera parte de una generación que a pesar de las adversidades ha salido a darlo todo y el lugar que ganó con mucho esfuerzo en esta casa de estudios no será desaprovechado. 

“Me comprometo a aprovechar todos los recursos que la UV brinda, ser una persona responsable con la carrera para portar con orgullo y honor el nombre de la Universidad Veracruzana” 

“Dejé horas de ocio por las matemáticas y las letras, pero no me arrepiento de nada”: Fátima Monserrat Fuentes Hernández

Por los sueños se suspira, por las metas se trabaja”: tima Monserrat Fuentes 

Fátima Monserrat Fuentes logró cumplir uno de sus sueños al convertirse oficialmente en estudiante de la Universidad Veracruzana. 

“Estudiar Medicina es algo que pensé desde hace unos años, pero lo veía lejano. Siempre que veía a los estudiantes con su bata blanca me sentía entusiasmada y anhelando algún día vestir así.” 

Contó que desde pequeña ha amado curar y cuidar a los animales, pero descubrió su pasión por la medicina hasta que tuvo una experiencia con alguien cercano que le abrió los ojos y supo entonces a qué quería dedicar su vida. 

La joven inició su preparación para el examen de admisión por un curso que impartía la preparatoria en la que estudió y cada sábado tomaba seis horas de clase. “No puedo decir que era sencillo, pero mi motivación era hacer un buen examen y estudiar lo que yo deseaba”. 

Recordó que cuando comenzó el aislamiento por la pandemia los estudios pasaron a ser en línea. Al finalizar las clases y con los cambios de fecha del examen en la UV, comenzó a estudiar por su cuenta. 

“Utilicé una guía para saber qué temas repasar; YouTube se volvió mi profesor y me la pasaba leyendo diferentes blogs de personas contando sus experiencias relacionadas con el Ceneval y así fue por algunos meses hasta un día antes del examen. En vacaciones aprendí a utilizar mi tiempo y dividirlo para mí y mis estudios.” 

Contó que el día en que se publicaron los resultados no se encontraba mentalmente lista, y los nervios y el estrés hicieron que olvidara su folio. 

“Cuando pude revisar la plataforma lo hice sola para no emocionar a mi mamá, pero leí mal un número y no me encontré en la lista, sentí que se me iba el alma hasta que hice zoom en la clave y vi el error. Me vi en el lugar número siete y no podía creerlo, era el inicio de mi sueño. Mi mamá comenzó a llamar a medio mundo para expresar su felicidad, pero yo estaba en shock

”Hace no mucho me enteré que de tantos miles de aspirantes quedé en segundo lugar, si me preguntaran cómo lo logré diría que es sencillo y difícil a la vez; yo tenía una meta muy clara, sabía a lo que me enfrentaba, los números y las probabilidades de no estudiar”, relató. 

Fátima aprendió que para lograr las cosas lo importante es esforzarse en ello, “si no hubiese dado tantas horas al estudio no estaría en la posición que ahora me encuentro; soy una persona normal con sueños, pero alguna vez escuché una frase que hizo latir mi corazón muy rápido, en una plática de TED México impartida por Humberto Ramos: ‘por los sueños se suspira, por las metas se trabaja’. Dejé horas de ocio por las matemáticas y las letras, pero no me arrepiento de nada. 

”Tengo muchos sueños y metas por cumplir, también puedo decir que mi familia siempre está ahí apoyándome y gracias a ellos, así como a mis amigos, es que estoy iniciando este camino que sé que no será nada fácil pero lo haré lo mejor que pueda”, concluyó. 

“Veo mi esfuerzo reflejado; sinceramente no me lo esperaba”: Dulce Martínez Hernández

Mi sueño es ayudar a muchas personas enfermas”: Dulce Martínez 

Dulce Jovanna Martínez obtuvo el tercer lugar en el examen de ingreso a la UV y dijo que cuando se trata de situaciones muy importantes siempre tiene en mente que todo puede pasar. 

“Me siento muy orgullosa y feliz de pertenecer a la Universidad Veracruzana, porque sé la calidad y prestigio que tiene en todos los aspectos”, expresó. 

Dulce, como sus amigos y familia le dicen, es orgullosamente jarocha y vive en el  puerto de Veracruz, tiene 18 años de edad y es la hija menor de la familia. 

La joven universitaria es emprendedora, no tiene un trabajo fijo, pero ha sido animadora, vendedora de dulces y en la actualidad, asociada con su hermana, inició la venta de muñecos de peluche para apoyarse con sus estudios y otros gastos. Se considera alegre y divertida; en sus ratos libres gusta de estar con su familia o amigos, ir al gimnasio y cantar. 

Ingresar a la UV la tiene muy emocionada, contenta y satisfecha “porque veo mi esfuerzo reflejado; sinceramente no me lo esperaba, a pesar de que sé que sí estudié. Mi preparación para el examen no fue como la tenía planeada, ya que mi intención era tomar un curso, pero por la pandemia las clases comenzaron a ser virtuales y me di cuenta que no me estaban sirviendo, además hubo algunos problemas económicos y finalmente me quedé sin curso”. 

Dijo que la pandemia la obligó a ser autodidacta, situación que en un inicio le resultó complicada porque no sabía cómo organizarse para estudiar. 

Fue hasta finales de junio que con una guía que su tío le regaló, además de material de bachillerato y de Internet, logró planificar sus estudios. 

“Desde que me organicé, me propuse estudiar diario y lo cumplí; la última semana antes del examen fue más tranquila, hice algunos exámenes simuladores y en pocas palabras estudié intensivamente dos meses.” 

Eligió estudiar Medicina porque desde pequeña ha tenido en mente ayudar a las personas y aportar algo a la humanidad. “A mi parecer, es una carrera muy completa, tiene todo lo que me gusta, pero sobre todo el fin es ayudar a las personas, tiene un campo amplio en el que falta mucho por descubrir. El estudio del cuerpo humano es maravilloso”. 

En el futuro le gustaría especializarse en el área de neurología, ya que el cerebro es un órgano muy complejo que regula y mantiene cada función vital del cuerpo, lo cual la impresiona, además de que le gustaría aportar algo en investigación puesto que aún hay muchas enfermedades que no tienen cura. 

Respecto a sus expectativas de la carrera, mencionó que espera le ayude a formar su camino profesional y su crecimiento personal. “Quiero aprender muchas cosas y que mis académicos me compartan todo el conocimiento posible”.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar