FGE dejó denuncia en el olvido; dice madre de menor abusada por maestro de Tae Kwon Do

mayo 7, 2021

Yhadira Paredes. Xalapa. En junio de 2020, hace casi un año, Maryeli Landa Maldonado presentó una denuncia por abuso sexual en contra de su hija, una menor de 15 años de edad, por parte del profesor de Tae Kwon Do, Héctor Octavio Limias, hecho que ocurrió en las instalaciones de su gimnasio que estaba ubicado en la calle Cofre de Perote, esquina con Justino Sarmiento.  

Sin embargo, hasta el momento la encargada de la investigación poco o nada ha hecho por darle continuidad a la carpeta, a pesar de que los exámenes periciales, médicos y psicológicos hechos a la niña dieron positivos a agresión sexual.  

A menos de un mes de cumplir un año de haber acudido a reclamar la procuración de justicia, la pandemia y el cierre de las oficinas de la Fiscalía General del Estado, han sido el pretexto perfecto para no darle seguimiento, a pesar de Maryeli llama contantemente a la licenciada para obtener noticias.  

La denuncia se encuentra radicada en el Centro de Justicia para las Mujeres, pero la única respuesta que han obtenido es un “nosotros le llamamos, no venga, le avisamos” pero nunca lo hacen.  

Por ello, decidió hacer público el caso, sobre todo porque tiene conocimiento que Héctor Octavio L. anda libre en Xalapa, e incluso, está  buscando ingresar a otras academias de la disciplina marcial para dar clases, lo que pone en riesgo a menores de entre 13 a 15 años.  

Además de su hija, cuya identidad es resguardada por obvias razones, se tiene conocimiento, aunque no denuncia, de más niñas que fueron abusadas por el mismo profesor, así como una denuncia por agresión y violencia en contra de su ex pareja, quien descubrió también la situación que vivían las pequeñas.  

“Él todavía no da clases, pero en el ámbito del TKD todo se sabe, hay amistades que me dicen, oyen lo han visto en tal gimnasio, anda buscando colocarse, le dice a los papás, miren no me han hecho nada, todo son calumnias, y no es así”.  

A casi un año de haber interpuesto la denuncia por la violación que sufrió su hija, quien actualmente se encuentra en terapia para lograr salir adelante, Maryeli suplica a la Fiscal General, Verónica Hernández Giádans que se de seguimiento a la misma, pues es un peligro que un maestro de TKD, reconocido, sea una abusador de niñas ente 13 y 15 años esté libre.  

“Que se haga justicia por mi hija, porque ella fue afectada psicológicamente, desde hace cinco meses mi hija está con un terapeuta, cosa que también en la fiscalía no me ayudaron con terapia, tuve que buscarlo y que me diga que está sucediendo”.  


Finalmente, hace un llamado a la Comisión Estatal de Derechos Humanos a intervenir en este asunto, pues reconoce que ellos como familia no saben cómo proceder en el tema y exigencia de justicia.   

Botón volver arriba