FGE vas tras Polo Deschamps, ex alcalde de Medellín de Bravo

abril 26, 2022

Redacción/El Demócrata. Hipólito Deschamps Espino Barros, quien fuera alcalde de Medellín de 2018 a 2021, fue denunciado ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, con sede en Xalapa, acusado de presuntos delitos de peculado, abuso de autoridad e incumplimiento de un deber legal.

La querella presentada por María Concepción Cruz Santos, actual Síndica de Medellín, fue la primera de varias que continúa documentando el equipo de auditores para proceder legalmente contra quienes resulten responsables por ilícitos cometidos durante dicho periodo en perjuicio del erario municipal.

El monto desviado ascendería a 65 millones de pesos, entre delitos fiscales y pasivos a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y al Instituto de Pensiones del Estado (IPE), los cuales fueron heredados a la actual administración municipal.

Hipólito retuvo ISR, pero no los depositó a la SHCP

En conferencia de prensa presidida por Marcos Isleño Andrade, María Concepción Cruz Santos y Alberto Linares Vernet, alcalde, síndica y director Jurídico del ayuntamiento, respectivamente, dieron a conocer la primera denuncia presentada ante la Fiscalía Anticorrupción por el desvío de 22 millones 250 mil 542 pesos.

Dicha malversación es por concepto de Impuestos Sobre la Renta (ISR) que la administración de Polo Deschamps retuvo pero que no liquidó finalmente a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), incurriendo en un posible delito de orden federal.

En el escrito de denuncia se precisa que, en marzo pasado, personal del Sistema de Administración Tributaria (SAT) acudió a la Sindicatura del ayuntamiento para notificar a la actual administración sobre el “crédito fiscal” devenido de la retención de ISR a empleados del gobierno de Polo Deschamps, “mismo que no fue debidamente ingresado al erario federal, tal cual era la obligación legal de la anterior administración municipal”.

“Con esto claramente se observa que se dio un destino diverso a esas retenciones de impuestos, el cual se desconoce, desviando una cantidad de recursos públicos que ascienden a 22 millones 250 mil 542 pesos ”, refiere el documento presentado este lunes ante la Oficialía de Partes de la fiscalía especializada.

Cabe mencionar que la administración anterior también dejó un adeudo por 31 millones de pesos a la CFE y otro por 12 millones de pesos al Instituto de Pensiones del Estado (IPE).

Marcos Isleño dejó en claro que su gobierno no solapará los desvíos cometidos por su antecesor, por lo que será en los siguientes días cuando se presenten más denuncias ante la Fiscalía General del Estado y la Fiscalía Anticorrupción, por las cuales exigirá a las instancias legales que correspondan que se investiguen a fondo y que se castiguen los hechos de corrupción que se dieron por parte de Deschamps Espino Barros, para que no haya impunidad y se castigue a los responsables del saqueo a las arcas municipales.

Botón volver arriba