Fin de Año en Alemania transcurre con peligrosa quema de cohetes

A pesar de que cada año se repiten esos accidentes, la gente no deja por ello de exponerse a sí mismo.

Berlín,  La noche de fin de año en Alemania transcurre enmedio de cohetes y fuegos artificiales que lanzan muchos ciudadanos, y el caso más reciente es el hallazgo, por parte de la policía, de 850 kilogramos de cohetes en el departamento de un joven de 23 años.

De acuerdo a portavoces policíacos, el joven los acumuló en su propio departamento en Hamburgo en condiciones irresponsables. Los cohetes estaban en las habitaciones de su departamento, en su sótano y en dos transportes.

Los vecinos lo delataron a la policía e informaron que estaba llevando al edificio enormes cantidades de cohetes. La ley alemana estipula que los cohetes que se pueden guardar en una vivienda solo deben totalizar un kilo.

Con un equipo policial especializado en desactivar explosivos, la policía sacó todos los coehetes que había acumulado el individuo. Durante los interrogatorios de la policía quedo de manifiesto que ya había hecho lo mismo en el pasado y había un proceso en su contra por comercio ilegal con cohetes.

Los médicos alemanes viven la triste rutina de la noche de Año Nuevo o Noche de San Silvestre en Alemania de tener que atender emergencias a causa de accidentes con los explosivos y coehetes. Estos suelen tener lugar por un manejo a la ligera con esos materiales desde los días previos a ese festejo.

En los últimos días, un adulto perdió tres dedos en Würzburg por esa causa. Estaba preparando esos materiales por sí mismo.

En el estado de Baja Sajonia, tres amigos se reunieron para construir cohetes en base a un tutorial de You Tube. Provocaron un grave accidente y uno de ellos está hospitalizado y con heridas que ponen en peligro su vida.

El presidente de la Sociedad Alemana de Cirugía en Accidentes, Joachim Windolf, declaró a medios de prensa que esos accidentes son típicos del fin de año. Los accidentados no solo pierden dedos o una mano, sino que otros quedan con heridas que limitan sus movimientos o con daños en el rostro o la pérdida de los ojos.

Informó que durante esos accidentes, las manos no necesariamente presentan heridas sino que que hay tejidos internos que se deshacen durante la explosión. A pesar de que cada año se repiten esos accidentes, la gente no deja por ello de exponerse a sí mismos y a otros en el país europeo.

Fuente: Notimex

Back to top button
Close