Fiscales de CDMX pretenden violentar resoluciones de jueces en caso de la Cooperativa La Cruz Azul

Tras resoluciones de jueces federales en favor de la mayoría de los socios, José Antonio Marín y Víctor Manuel Velázquez emprenden acciones para retener el control ilegal de La Cooperativa.

junio 23, 2021

Redacción/El Demócrata. Socios cooperativistas de la planta Hidalgo de la Cooperativa La Cruz Azul, denunciaron que funcionarios de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México intentaron ejecutar, de manera arbitraria, una orden de aprehensión en contra del socio Joel Vázquez Dolores, a pesar de que éste cuenta con un recurso de protección federal, por lo cual pidieron la ayuda del presidente Andrés Manuel López Obrador contra los actos que vulneran los derechos de los cooperativistas.

La pretendida aprehensión fue promovida por los integrantes de la disidencia, encabezada por José Antonio Marín Gutiérrez y Víctor Manuel Velázquez Rangel, quienes prepararon el ataque utilizando, una vez más, sobornos y engaños en contubernio con funcionarios de la Fiscalía de la CDMX, buscando violentar la resolución del juez federal que otorgó al socio Vázquez Dolores un amparo con fundamento en los artículos 162, 163 y 166 de la Ley de Amparo.

Los integrantes de La Cruz Azul explicaron que desde que un juez federal suspendió los actos indebidos de la disidencia, producto de la asamblea ilegal del 5 de abril de 2021, se intensificaron las acciones por tener el dominio ilegal de la Cooperativa mediante actos desesperados, y continuar con el impune saqueo de sus recursos.

Refirieron también que la confianza de la mayoría de los cooperativistas está puesta cada día más en la justicia federal y en la vigilancia que han pedido que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador haga de las ilegalidades que ha sufrido su organización. Los procesos legales, señalan, avanzan y aseguran que comienza a verse la luz al final del túnel en el que consideran que los metieron Marín y Velázquez.

Aunado a ello, denunciaron actos de intimidación y amenazas al estilo del crimen organizado, como el que le ocurrió al ingeniero Ramsés Dolores Anguiano y su familia, a quienes en su domicilio ubicado en las inmediaciones de la fábrica de Cruz Azul, Hidalgo, le fue arrojado al interior de su propiedad un paquete envuelto en una bolsa de plástico, el cual contenía una cabeza de cerdo y un mensaje en el que se leía: “O le bajas de huevos, hijo de tu puta madre, o se los carga la chingada a ti y a tu familia cabrón”.

Sobre este lamentable hecho, Dolores Anguiano levantó ya la denuncia correspondiente en contra de quienes resulten responsables.

Botón volver arriba