Fraudes Bancarios un riesgo latente para la economía de las familias

enero 13, 2022

Carlos Manuel Peláez/Xalapa, Ver.- El flujo económico que se presenta durante algunos meses del año propicia que el número de intentos de fraude bancario se incrementen, haciendo que en muchas ocasiones las personas lleguen a perder su dinero. 

Son múltiples los casos que reportan haber recibido mensajes de texto o llamadas en las cuales personas se identifican como trabajadores de instituciones bancarias, quienes con distintos argumentos buscan obtener la información de las cuentas para así poder realizar los retiros de dinero de las mismas.

Uno de los principales métodos que son utilizados en estas llamadas, es la existencia de un supuesto cargo no reconocido en las tarjetas de débito o crédito, en donde el tarjetahabiente debe proporcionar datos confidenciales para proceder con la cancelación del mismo y es justo en este escenario donde muchas personas han sido engañadas. 

“En una ocasión me llamaron diciendo que era un ejecutivo del banco en donde tengo mi cuenta para decirme que habían detectado una compra en otro estado y supuestamente querían corroborar que hubiera sido yo o de lo contrario cancelarla, como yo no reconocí el movimiento me dijeron que iban a proceder a la cancelación y me empezaron a pedir datos, en un principio yo empecé a entregar información y cuando me di cuenta que me estaban pidiendo datos confidenciales colgué la llamada y llamé directamente al banco en donde me confirmaron que se trató de un intento de fraude para robarme el dinero de mi cuenta”, así lo narra la señora Mónica. 

Sin embargo, esta no es la única manera en la cual las personas han perdido sus ahorros, pues muchas personas han perdido su dinero tras realizarse compras y cargos a sus cuentas, las cuales no son realizados por ellos, tal es el caso de Diana quien se percató de la falta de dinero en su cuenta y acudió a solicitar apoyo de la institución bancaria. 

“Yo realicé una compra en una tienda y cuando me depositaron la siguiente quincena en mi trabajo me di cuenta que faltaba dinero, solicité en el banco una aclaración y me dijeron que tenían reportadas compras de gasolina y yo ni carro tengo, entonces metí una reclamación y afortunadamente pude recuperar el dinero, aunque si tardó cerca de dos meses”, indicó. 

Quien desafortunadamente no tuvo la misma suerte fue Carolina, una joven estudiante cuya cuenta bancaria fue vaciada y el banco no supo darle una explicación y aunque ofrecieron investigar el hecho, hasta el momento no ha existido una solución. 

“Me dejaron mi cuenta en cero, fui con los ejecutivos y solo me dijeron que muchas personas estaban reportando lo mismo incluso en otros bancos pero que no había rastro del dinero, supuestamente siguen investigando, pero mi dinero sigue sin aparecer y ha sido el peor fraude que me ha tocado vivir”, detalló. 

Ante este tipo de escenarios, la representante legal del Barzón de Resistencia Civil del Estado de Veracruz A.C. Teresa Carvajal Vázquez explicó que desafortunadamente durante los últimos años este tipo de situaciones se han incrementado y en la gran mayoría de los casos la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) no ha podido resolverlos, por lo que es importante reforzar las medidas de seguridad por parte de los tarjetahabientes. 

“En el año pasado al menos en el primer semestre, todas las reclamaciones que se hicieron hacia la banca comercial fueron en torno a fraudes bancarios, se incrementaron las quejas por cargos y transferencias no reconocidas o no autorizadas y esto debe ser una alerta para que como usuarios tomemos precauciones, hay que proteger nuestros datos bancarios, que va muy de la mano con el uso de celulares y dispositivos móviles, por eso hay que tener mucho cuidado con las aplicaciones que instalamos porque aunque muchas pudieran parecer inofensivas pudieran ser utilizadas para robar nuestros datos”, resaltó. 

Del mismo modo, Teresa Carbajal recomendó tener mucho cuidado con las llamadas telefónicas y correos electrónicos o mensajes de texto que se reciben supuestamente de los bancos, pues dijo que estos se han convertido en métodos con los que los delincuentes buscan apropiarse de información confidencial y vaciar las cuentas. 

“Estas modalidades ya no son tan novedosas, pero desafortunadamente se siguen utilizando mucho y la gente sigue cayendo, por eso les pedimos que, si reciben una llamada de alerta en donde se dice que están haciendo uso indebido de sus tarjetas o algún cargo desconocido, no caigan en esas situaciones ni entreguen datos porque esto es el principal móvil para que los ciberdelincuentes puedan vaciar una cuenta en segundos”, concluyó

Botón volver arriba