Hermanas Fouché crean empresa para evitar explotación laboral en industria textil

septiembre 21, 2020

Juan David Castilla Arcos/Xalapa.- Las hermanas Zúñiga Fouché crearon un bazar virtual para vender su ropa de “segunda mano”, durante la pandemia del SARS-COV-2 (COVID-19).

Cinthia sube fotografías a la red social Instagram para ofrecer las prendas que ha dejado de utilizar por cambio de justos o porque la talla ya no es la ideal.

Recuerda que la idea surgió, al percatarse de que la industria textil es una de las más contaminantes y que generan explotación laboral en mujeres y menores de edad.

“Detrás de cada prenda que se compra a un costo y con pésima calidad, hay explotación laboral de mujeres y menores de edad en continentes como Asia, todos esos países donde está concentrada la industria textil”.

La empresa lleva el nombre de “Sal de mar”, tiene un enfoque social y promueve la “moda sustentable”.

Cinthia vende su ropa y la de sus conocidos o familiares a precios accesibles. La prenda más cara cuesta 120 pesos y, la más barata, la cuarta parte de ese precio.

“Más que moda, que sea costumbre, que sea un estilo de vida de dejar de ver mal la ropa de segunda mano, trabajar en nosotros para evitar ser consumistas, no necesitamos tanta ropa”, expresa. Las entregas se llevan a cabo en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río.

Las hermanas están a favor de la conservación del medio ambiente y, por ello, entregan sus pedidos a bordo de sus bicicletas.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar