Hipertensión y diabetes, entre agravante de la obesidad mórbida

enero 10, 2020

Yhadira Paredes. Xalapa. ¿Ha escuchado hablar de la obesidad mórbida?, ¿sabe de qué se trata?, ¿quiénes la padecen?, ¿quien la padece? y si tiene cura, pues bueno la obesidad mórbida es aquel sobrepeso en una persona de arriba de 45 kilogramos de su peso normal.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, una persona presenta obesidad cuando su índice de masa corporal es mayor de 30 kilos, pero se clasifica en tres categorías, grado I en aquellas personas entre 30 a 34.9 Kilos por arriba de su peso natural; grado II de 35 a 39.9 Kg y grado III u obesidad mórbida de 40.0 Kg.

Iride Jiménez López, jefa de la Oficina de Nutrición de la Dirección de Salud Pública de la Secretaría de Salud de Veracruz detalló, en entrevista que Veracruz ocupa uno de los principales lugares en materia de obesidad y sobrepeso infantil, tres de cada 10 niños padecen una de estas condiciones y siete de cada 10 adultos.

“En comparación con la estadística nacional es casi la misma prevalencia de acuerdo con Insalud 2016”.

El problema se agrava cuando una persona con obesidad mórbida presenta hipertensión arterial, diabetes mellitus, cardiopatía coronaria, insuficiencia respiratoria y dislipidemia.

Al respecto, la especialista de los Servicios de Salud de Veracruz refirió que uno de los principales problemas a los que se enfrentan los niños con obesidad por el resto de su vida, son los cardíacos.

“Desafortunadamente el riesgo cardiovascular va a estar presente durante toda su vida, por lo que estamos trabajando es en la prevención mediante estilos de vida saludables para que este riesgo cardiovascular cuando se regrese a un estado de nutrición normal no sea acumulable”.

Asimismo, destacó que la obesidad, sobre todo el llamado “cinturón de grasa” o “llantita” es predisponen a enfermedades crónico-degenerativas, como diabetes, hipertensión y otras.

Si bien, dijo, no hay una estadística como tal de cuántas personas sufren sobrepeso y obesidad, sí se sabe que se han disparado por una falta de vida saludable, falta de ejercicio y el alto consumo de alimentos azucarados y con grasa.

Pero además de las enfermedades antes mencionadas, puede haber limitaciones físicas para realizar actividades debido a problemas osteoarticulares derivados de la obesidad extrema.

Ante este riesgo de enfermedad, la Licenciada en Nutrición recomienda que los niños eviten el consumo de productos no sanos en la escuela y que los padres de familia asuman su responsabilidad de darles de desayunar en casa, alimentos balanceados y saludables.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, para el tratamiento de las personas que ya sufren de obesidad y sobre peso, sobre todo la obesidad mórbida, debe ser multidisciplinario, es decir, con médicos, nutriólogos y psicólogos con el fin de crear nuevos hábitos alimenticios y de actividad física.

En casos extremos, la única opción es la cirugía gastrointestinal, donde se reduce la capacidad de alimentos que se pueden consumir, pero que no están disponibles en los servicios de salud públicos.

Iride Jiménez López se pronunció porque antes de llegar a situaciones de salud que son más complicadas de atender, como la obesidad, el sobrepeso y la obesidad mórbida, se cambien los estilos de vida y alimentación, es decir, que se haga ejercicio y se combinen los grupos de alimentos necesarios de frutas, verduras y sobre todo el consumo de agua.

Botón volver arriba