Hospitales públicos, austeridad supina

marzo 24, 2020

Nada mejor para probar el INSABI, el IMSS y el ISSSTE que una buena pandemia, recuerdo perfecto que en su peregrinar en la búsqueda por la presidencia perdida, el hoy presidente Andrés Manuel López Obrador, ofreció que en México cuando el fuera presidente, tendríamos servicios de salud como en Europa, bueno pues llegó la hora de lucirse señores;  a ver como le va al famoso INSABI con todo esto, si bien es cierto que el gobierno federal advirtió que no estaría al 100 por ciento hasta diciembre, supongo que tendrán mucho avanzado, ya que decidieron extinguir de un día para otro el Seguro Popular. 

El Covid-19 no es una enfermedad barata, la prueba fluctúa entre 3 y 5 mil pesos, la hospitalización, los ventiladores, el oxígeno, los medicamentos y todo ello no son lo más barato del mundo, ahora que si a eso le agregas que no hay, los insumos se vuelven inalcanzable, triste nuestro caso; aunque no restándole importancia al hecho de que en México jamás hemos estado bien en materia de salud pública, no hay gobierno que estuviera preparado para una pandemia, de las dimensiones que esta viviendo el mundo, además mexiquito no tendría porque ser la excepción. 

Ayer el personal del Instituto Mexicano del Seguro Social, particularmente de la clínica 11 paró, debido a que actualmente el hospital tienen sobrecarga de trabajo, no tienen equipo de protección es decir, gel, batas, guantes y mascarillas adecuadas, lo malo es que como nunca las han tenido, capaz y los directivos, quienes por cierto ayer estaban en junta viendo que medidas tomarán ante la contingencia; dieron por hecho que los trabajadores ya habrían hecho inmunidad hasta para el ébola. 

Los trabajadores del IMSS, declararon que en ningún caso se niegan a trabajar, sin embargo comentan que sería mas que necesario y urgente, contaran con los materiales necesarios, para dar la atención como se debe; ahora bien que los trabajadores no descartan solicitar, disminución de consulta externa y cirugías no urgentes, como ya lo han hecho algunos de los hospitales y centros de salud estatales, ya que consideran que vale más conservar la vida humana ante el inminente brote pandémico, que atender una cirugía no urgente. 

¡Tienen razón!, ahora habrá que contar también con que debido a la pandemia, el personal en riesgo es decir, embarazadas, inmunodeprimidos y personal mayor de 60 años, se irá a su casa a resguardarse, que bueno por ellos, pero las carencias serán mas notorias. 

Cosas de la vida y menudencias

Éramos muchos y parió la abuela ¡Caray!, y es que con esta emergencia epidemiológica, nos hemos dado cuenta que las clínicas y hospitales del IMSS siguen como siempre han estado, sin un paracetamol, ni una gasa en existencia, pero los hospitales estatales no están mejor, casos como el del hospital Yanga en Córdoba, donde debido a la pandemia, se ha quedado sin médicos, ya que los médicos que ahí atienden son adultos mayores, e incluso algunos sobrepasan los 70 años, lo dicho quedarse en casa. 

Mientras el dólar sobrepasa y por mucho ya los 25 pesos, el secretario Alfonso Durazo, celebra una disminución del casi 56 por ciento al secuestro, tan solo en el estado de Veracruz; al paso que vamos y si Diosito nos socorre, seguramente con el Covid-19 bastante disminuirá este y otros delitos, pero eso si, el robo irá en aumento porque se ve venir una crisis económica, de dimensiones nunca vistas. 

En la Secretaría de Desarrollo Social de Guillermo Fernández, sigue todo el mundo trabajando, aún las embarazadas, inmunodeprimidos, adultos mayores y personal de alto riesgo; de verdad que hay que ser miserable, para que habiendo superado la epidemia de Dengue que hubo entre los trabajadores del edificio de Vista Hermosa, porque el terreno baldío que está junto nunca fue fumigado, esperar a que empiece a caer el personal enfermo, sino es que muerto por Covid-19; su miseria los llevará al fracaso, hay cosas en este momento, mucho más importantes que la estructura electorera que seguramente les precisa concluir para el proceso de 2021. 

¡Ay lectores queridos!, que feos tiempos nos tocó vivir, ni modo cuidarse no queda otra, porque para variar elegimos un gobierno al que muy poco les importamos, nos leemos mañana.

[email protected]www.lapoliticaenrosa.com @Elsbeth_Lenz

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar