IMSS busca con atención oportuna reducir molestias de síndrome de fatiga crónica

mayo 19, 2021

Carlos Guzmán/El Demócrata. Para mejorar la calidad de vida de personas con fibromialgia o síndrome de fatiga crónica, los cuales producen dolor generalizado o pérdida de memoria y discapacidad laboral, especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) brindan diagnóstico, tratamiento y orientación para que las personas conozcan los principales síntomas de ambos padecimientos.

El doctor Luis Javier Jara Quezada, Director de Educación e Investigación del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional La Raza, indicó que la clave para controlar estas enfermedades e incluso lograr su remisión, es que las personas que las padecen soliciten atención médica en forma temprana.

Detalló que la fibromialgia se caracteriza por dolor músculo esquelético generalizado, hipersensibilidad en múltiples áreas del cuerpo y cefalea, con una duración de por lo menos tres meses.

Lo padecen más las mujeres en una relación de nueve a uno respecto a los hombres y es más común entre los 25 a 50 años de edad, aunque también lo pueden padecer menores de edad y adultos mayores, destacó.

El doctor Jara Quezada explicó que quienes sufren síndrome de fatiga crónica pueden compartir los síntomas que produce la fibromialgia, pero este se caracteriza por agotamiento prolongado y progresivo que no se quita aun al dedicar tiempo suficiente para el descanso y el sueño; si esto ocurre durante seis meses sin causa aparente, se debe sospechar de este padecimiento.

Destacó que si bien no hay un estudio único ni prueba de laboratorio que pueda diagnosticar estos padecimientos, la descripción que hacen los pacientes de los síntomas y la experiencia del personal del Seguro Social en la parte clínica, lleva a su diagnóstico.

Dijo que es más común la aparición de fibromialgia si alguno de los padres o familiares cercanos sufren la misma enfermedad; para su diagnóstico, se pide al paciente la descripción de su dolor, fatiga, cualquier síntoma y el tiempo desde que lo padecen; se le realiza una exploración física completa que incluye las 18 zonas dolorosas del cuerpo.

El director de Educación e Investigación explicó que en estos pacientes se realizan diversos estudios de laboratorio, tomografía, electromiografía o biopsias de músculo, en búsqueda de alguna enfermedad autoinmune, infección viral como hepatitis C, VIH, u otro tipo de infección como tuberculosis o cáncer.

La fibromialgia puede desarrollarse a la par de estas enfermedades y puede ser la manifestación inicial o simular otros padecimientos, “es fundamental realizar un diagnóstico correcto de estas pacientes, para evitar un peregrinar interminable con diferentes especialistas y centros de salud”, enfatizó.

Adicionalmente, la o el paciente es referido a servicios como psicología, psiquiatría, nutrición y reumatología, entre otros, para que reciba atención multidisciplinaria por las diversas afectaciones en su calidad de vida y procurar que desarrolle buenos hábitos de alimentación, actividad física y disminuir el estrés físico y emocional que son factores desencadenantes.

Se estima que a nivel mundial 2.5 por ciento llega a padecer fibromialgia; en México, algunos estudios han señalado que la prevalencia es de 4.8 por ciento del total de la población y en particular en el Hospital de Especialidades del CMN La Raza, alrededor del cinco por ciento de las consultas de personas que sufren dolor crónico, es por esta enfermedad, afirmó.

Detalló que en el caso del síndrome de fatiga crónica es menos frecuente y se estima en alrededor de 1.2 por ciento de la población mundial; quienes lo
padecen sufren alteraciones en su vida diaria y una persona activa en lo social y laboral, puede perderlo todo pues va minando su salud de manera progresiva, de ahí la importancia en darles atención.

Botón volver arriba