INAH fomenta el cuidado del medio ambiente en los más pequeños

mayo 25, 2020

México. Notimex. Arturo Bayona Miramontes, responsable de Estudios Medioambientales en el Proyecto Gran Acuífero Maya (GAM), del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) —que por más 40 años ha investigado y promovido la conservación de las selvas mayas—, ofreció una charla dedicada a niños y jóvenes, acerca de cómo se inició en esta disciplina y misión de vida.

      Según un comunicado del propio INAH, Bayona comentó que su interés en la vida animal y vegetal nació al mirar los paisajes desérticos de Chihuahua y de San Luis Potosí, estados en los que vivió y desde donde siguió los pasos de su padre, un ingeniero minero. Decidido, marchó a Jalisco para estudiar biología en la Universidad Autónoma de Guadalajara, no sin pocos avatares; posteriormente, se trasladó a San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

      Allí, de la mano del libro Por tierras de lacandones (1953), del alemán Herbert Rittlinger, supo cuál sería su siguiente paso: internarse en la selva y estudiarla de primera mano, conviviendo con el ancestral pueblo indígena. Su adscripción al Proyecto GAM, expuso en sus anotaciones finales, se dio durante 2015, cuando en un congreso de buceo —realizado en la isla de Cozumel— conoció al investigador del INAH, Guillermo de Anda.

      Desde entonces ha participado en los estudios de calidad del agua en cenotes y cuerpos subacuáticos que el GAM promueve, con apoyo de entidades como National Geographic; así como en proyectos arqueológicos de primer orden como el redescubrimiento del santuario subterráneo de Balamkú, en 2019, ubicado en las entrañas de la Zona Arqueológica de Chichén Itzá, en Yucatán.

      Aún hoy, tras décadas de identificar especies, crear proyectos ecoturísticos sustentables y formar nuevas generaciones de estudiantes con conciencia ambiental… su propia instrucción continúa. Por ejemplo, dijo Bayona, aprendió a bucear a los 62 años, con el fin de formar parte activa de las expediciones subacuáticas del GAM y evitar “que sólo le mostraran las fotos” de la riqueza biológica del subsuelo peninsular.

      En su mensaje final, invitó a la audiencia —especialmente a los niños y a las niñas— a interesarse en el estudio, o bien, en la conservación de la naturaleza, pues, apuntó, situaciones como la actual pandemia de COVID-19 son ocasionadas ante una ruptura causada por el hombre en los equilibrios ambientales.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar