Incumplimiento de reglas y mandamientos llevan a desgracias como la ocurrida en Tlahuelilpan

Esto sucedió porque todo mundo iba a robar gasolina de ahí de los ductos para vender o para utilizarla.

enero 20, 2019


Yhadira Paredes, Xalapa.  El Arzobispo de la Arquidiócesis de Xalapa, Hipólito Reyes Larios consideró que la desgracia ocurrida en Tlahuelilpan, en Hidalgo, fue a consecuencia del incumplimiento de los mandamientos y las reglas por parte de la población. 

En su homilía dominical en la Iglesia Catedral de Xalapa, lamentó que los seres  humanos se hayan apartado de las enseñanzas de los evangelios y mandamientos de dios, dándose a una vida de libertinaje y de abusos. 

“Esto sucedió porque todo mundo iba a robar gasolina de ahí de los ductos para vender o para utilizarla, pues no está cumpliendo ni los mandamientos y desafortunadamente tenemos ya tantas actitudes negativas, la rapiña que se manifestó hace unos días por Isla”. 

Recordó que si bien antes se buscaba ayudar a quien estaba caído, ahora tal parece que los invitan a apropiarse de quien está en desgracia y de lo que lleva, por lo que “pedimos la intercesión de la Virgen María”.

Por otra parte, el sacerdote católico se refirió al matrimonio, aseguró que cuando se pierde el amor y el respeto a la pareja se va al abismo y se acaba, por lo que es necesario fomentar la fidelidad, el amor, respeto, cariño y apoyo entre esposos. 

“La finalidad del matrimonio es el amor, la comprensión y la ayuda mutua, la segunda es la procreación y educación de los hijos e hijas, donde la sexualidad alcanza todo su esplendor”. 

Sin embargo, reconoció que el matrimonio cristiano es agredido, muchas veces desde la escuela a través de la ideología de género, “con el invento de nuevas familias”. 

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar