July Raquel, víctima de tortura sexual, sigue recluida en Pacho Viejo; piden recomendación a la CNDH

noviembre 2, 2021

Juan David Castilla Arcos/El Demócrata. Familiares, amigos y activistas urgieron a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) que emita una recomendación por el caso de tortura sexual contra July Raquel Flores Garfias a un año de su detención por su presunta participación en el homicidio de Guadalupe Martínez Aguilar, rectora de la Universidad Valladolid.

Sus parientes han denunciado que la carpeta de investigación por el asesinato de la académica, el 29 de junio de 2020, en el fraccionamiento Bugambilias, municipio de Emiliano Zapata, presenta diversas inconsistencias en perjuicio de la joven.

Su defensa ha increpado que July Raquel fue torturada sexualmente por policías ministeriales, luego de su detención en la alcaldía de Álvaro Obregón, en la Ciudad de México, el pasado 6 de noviembre.

Cabe recordar que el automóvil en el que viajaron los presuntos homicidas de la Rectora, era una unidad que funcionaba como Uber y que la joven conducía, pero desde mayo de 2020 ella dejó de laborar en esa unidad por la pandemia del SARS-COV-2 (COVID-19).

El Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín ProJuárez ha dado seguimiento a su caso, en busca de su liberación, pero aún no ha sido posible y continúa recluida en el penal de Pacho Viejo, municipio de Coatepec.

Su familia ha dado a conocer que no ha recibido el apoyo por parte de las autoridades estatales, ni siquiera de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), a cargo de Namiko Matzumoto Benítez.

Sin embargo, hace unos meses, el seguimiento fue atraído por la Comisión Nacional de Derechos Humanos y ésta realizaría el dictamen médico psicológico, con base en el protocolo de Estambul, un medio de prueba importante en el caso.

El caso de July muestra que en México continúan ocurriendo violaciones a los derechos humanos, pese a que las autoridades sostienen lo contrario.

Botón volver arriba