La despedida de Sosa

abril 8, 2019

Hoy lunes 8 de abril celebra su cumpleaños número 70 el hijo pródigo de Lerdo de Tejada, el Magistrado Alberto Sosa Hernández, para que la fecha no pasara desapercibida, el pasado viernes sus allegados e incondicionales del Tribunal Superior de Justicia, le llevaron mariachis, hubo gran pachanga en su sala, todos entonaron con mucho sentimiento las golondrinas, ya que por edad, deberá retirarse en unos días más; esto luego de que en el año 2017, fuera aprobada la Reforma Constitucional, para establecer los 70 y 65 años como límite de edad, para magistrados y jueces respectivamente.

Sosa Hernández hizo una larga carrera judicial, eso no se pone en tela de juicio, sin embargo debido a los usos y costumbres de su generación y origen, la misoginia exacerbada y ese machismo tan propio de los feligreses de San José, patrono de los lerdenses, le trajo impopularidad y muchos adversarios, quienes de haber sido requeridos a la despedida, le hubieran llevado gustosos a Paquita la del Barrio, con el único fin de que le dijera sus tres frescas; Sosa Hernández y su grey, lucharon hasta el último minuto, por modificar la edad de retiro de los magistrados a 80 años, sin embargo y pese a sus frecuentes acercamientos con los diputados de la bancada de Morena, estos no los tomaron muy en serio, ya son de otra generación, hablan otro idioma y eso los pone en desventaja.

El retiro de Sosa Hernández, les refrescó la memoria a varios, que recordaron que con un golpe de suerte y un gobernador frívolo como Duarte de Ochoa, Sosa llegó a la Presidencia del TSJE con mucha facilidad, de ahí empezaron las elucubraciones y los sueños guajiros de algunos y algunas, ahí les va lo que se dice en los pasillos del Poder Judicial: cuentan que por distintas vías y desplegando cada uno sus propias artillerías, los magistrados Raúl Pimentel, Alejandro Hernández Viveros, Andrés Cruz Ibarra y Marco Antonio Lezama Moo, ya se vieron sentados en la silla del Magistrado Presidente Edel Álvarez Peña despachando en diciembre, total soñar no cuesta nada.

El Magistrado Lezama Moo, por un lado desde su puesto como director de la Escuela Judicial, se promociona como la mano derecha e interlocutor con el resto de los magistrados, del Magistrado Presidente Edel Álvarez Peña, y por otro lado anda cual Canuto rezandero a tres turnos, para que se eche abajo la reforma de jubilación a los 70 años, porque en enero próximo, apagará 70 velitas de su pastel, a ver si no se incendia el pobre.

El Magistrado Andrés Cruz, desde su posición en el Consejo de la Judicatura, maneja a discreción los juzgados del estado, tiene armado todo un “Club de Toby” con jueces y personal del Consejo de la Judicatura, que preside por cierto su hijo Andrés Junior, desde la Dirección de Estadística; el hombre en su afán, se asolea diario con la finalidad de pasar por Moreno de cepa, se quiere sentir incluso más Moreno que el propio Andrés Manuel, lo único malo, es que fuera del Poder Judicial, el hombre no figura lo suficiente, como para tales aspiraciones.

Los Magistrados Alejandro Hernández Viveros y Raúl Pimentel, se disputan el apoyo de los Magistrados vitalicios, Hernández Viveros con pocas posibilidades, ya que ni dentro, ni fuera del Poder Judicial, cuenta con gran capital político.

El Magistrado Raúl Pimentel, ya parte del inventario del Poder Judicial, cuenta con una red inmensa de complicidades y corruptelas entre los jueces; además ha sido señalado desde su época de Consejero de la Judicatura, como el ejecutor de brincos y machingüepas de una irregularidad supina, tanto en la construcción de las Ciudades Judiciales, como con la construcción del edificio sede del TSJ, con la venia del entonces Magistrado Presidente, Alberto Sosa; Pimentel Murrieta fundamenta el apoyo de los magistrados vitalicios y de carrera, argumentando una interlocución constante y cercana, con el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez, para echar abajo la reforma constitucional de jubilación a los 70 años, ¡Se vale soñar!.

Obviamente no falta el o la atrevida, que bajo el influjo del Absinth o similar, se ve incluso en la silla de Cuitláhuac García Jiménez, pero de esos no hablaremos, ya que luego de la reunión sabatina de los tres poderes en Palacio de Gobierno, tal vez muchos no sobrevivan del dolor de alma y corazón, causados por la impresión de que una vez más, el Magistrado Presidente Álvarez Peña, les lleva varios pasos por delante.

Muchos Magistrado apostaban a que el pasado enero, el Magistrado Álvarez Peña abandonaría la presidencia, cosa que no ocurrió, por tanto aún se sienten desfasados; además de aquí a diciembre, pueden pasar muchas cosas, y la relación entre el Gobernador García Jiménez, el Diputado Pozos Castro y el Magistrado Edel Álvarez Peña va por muy buen camino, hasta el momento el oficio político y la experiencia de Álvarez Peña, lo ha llevado a navegar la transición de la mejor manera y hasta con cierta comodidad.

Cosas de la vida y menudencias

La Secretaría de Seguridad Pública de Hugo Gutiérrez Maldonado, con el apoyo del sector empresarial, impulsa la reinserción social, de las personas privadas de su libertad, mediante la capacitación para el trabajo; muestra de ello, es que en el Centro Penitenciario de Jalacingo, se inauguró una maquiladora textil, en donde las personas que se encuentran recluidas en dicho centro, podrán trabajar y dignificar su nivel de vida.

Arrancamos semana queridos míos.

[email protected] www.lapoliticaenrosa.com @Elsbeth_Lenz

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar