La forma correcta de hacer un libro

febrero 27, 2020

México. Notimex. Apreciar al libro no sólo como una fuente de conocimiento, placer o información, sino también como un vehículo que conduce al infinito mundo del arte, fue la premisa del “Conversatorio Artistas del libro. Una maravilla simple y sencilla”, realizado como parte de las actividades de la 41 Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería (FILPM).
      Mónica González Velázquez, de mi Cielo Ediciones, abrió la conversación y destacó que “los artistas, como diseñadores, ilustradores o grabadores, pueden hacer del libro un arte objeto, es decir, toman al libro para reinventarlo, darle otros usos, otra percepción al uso tradicional. Con ello, los artistas de este tipo singular de libro despiertan emociones intensas en las personas que observan sus creaciones”.
      Elsa Madrigal, representante de Alibricho Ediciones, mostró una serie de trabajos en los que los asistentes a la Sala de Usos Múltiples de la FILPM se sorprendieron al ver cómo un libro también puede convertirse en un abanico de metro y medio, en una cuna de tres metros, en una escena gigante que recrea la vida cotidiana en la Ciudad de México o una galería de arte que se puede llevar a cualquier lugar del mundo.
      Madrigal también enseñó algunas diapositivas para ejemplificar cómo da vida a formatos de libro que en realidad son esculturas de grandes y medianas dimensiones, que incluso pueden ser escenografía. Las piezas “Matarilerilerón”, “Metro, una caja-vagón de casi un metro cúbico de espesor” o “El libro Munal” fueron algunos ejemplos.
      Por su parte, el artista multidisciplinario Derli Romero relató cómo, después de observar y documentar la vida de los migrantes a Estados Unidos, se le ocurrió hacer rostros de papel y sobre ellos escribir las historias de vida que conoció para dar vida a una pieza artística en forma de libro que guarda en su interior hojas de papel artesanal que dieron vida a “Rostros migrantes. Colección de cien microhistorias”.
      Al final Fernando Gallo, de Espolones Editores, compartió ideas que ayudaron al público a entender de dónde surgen estas formas no tradicionales de ver y hacer un libro. “Este arte parte de pensar cómo la imperfección, tan negada y mal vista en la sociedad, puede ser el punto de partida para la creación, la innovación; estas piezas usan la forma del libro desde la mirada del arte para dar vida a otras formas de libros”.

Botón volver arriba