La NBA relanza su temporada más incierta

julio 29, 2020

EU/Debate. A cuatro meses y medio de echar el cierre por el coronavirus, la NBA regresa el jueves resguardada en el célebre parque de Disney World y decidida a coronar al campeón de la temporada más desafiante de su historia.

La competición se reanudará con un guiño a la caótica jornada del 11 de marzo, cuando se decretó la suspensión de la temporada tras el primer positivo de un jugador, Rudy Gobert. El pívot francés y sus Utah Jazz serán protagonistas del estreno en un duelo ante los New Orleans Pelicans del joven fenómeno Zion Williamson.

A continuación llegará el choque entre los dos equipos de Los Ángeles, los Lakers de LeBron James y los Clippers de Kawhi Leonard, favoritos al anillo de campeón.

La reanudación culmina un plan meticulosamente diseñado por la NBA para volver a las pantallas de los aficionados y terminar la temporada protegida de la pandemia, que ya se ha cobrado alrededor de 150.000 vidas en Estados Unidos.

A diferencia de las Grandes Ligas de béisbol, que reanudaron los juegos en los estadios de las novenas y ya han tenido que suspender partidos por contagios, la NBA decidió concentrar a 22 equipos en una sede única: el extenso complejo deportivo de Disney World en Orlando (Florida), de más de 90 hectáreas.

En la llamada «burbuja» de Disney World, con una inversión de unos 150 millones de dólares según ESPN, la NBA ha creado un microentorno con infinidad de reglas y restricciones para que el virus no alcance a los jugadores.

Los equipos jugarán en tres canchas del complejo ESPN World Wide of Sports sin la presencia de aficionados. Los alrededor de 350 jugadores se alojan en tres hoteles del parque de atracciones, donde no se permiten visitas hasta el comienzo de los playoffs el 17 de agosto.

Tras una breve cuarentena a su llegada, los jugadores disfrutan de los numerosos entretenimientos organizados para ellos -golf, pesca, sala de videojuegos, piscina- mientras siguen siendo sometidos a exámenes regulares de coronavirus

Sin apenas medios de comunicación presentes, la llegada de los jugadores a Disney World fue retransmitida por ellos mismos a través de las redes sociales. Varias de las multimillonarias estrellas hicieron reclamos sobre la comida y otros, como Damian Lillard (Porland Trail Blazers), compararon la «burbuja» con una cárcel.

Sin embargo, los elogios por la organización y la seguridad fueron opacando a las críticas, los juegos de preparación transcurrieron sin problemas y la última ronda de 346 pruebas de coronavirus no registró ningún positivo.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar