La pasión que debe tener un discurso político

febrero 21, 2020

México. Notimex. Se llevó a cabo la conferencia magistral “Democracia, conflicto y hegemonía: ¿cómo transformar un régimen en la era de la pospolítica?, a cargo de Chantal Mouffe, de la Universidad de Westminster de Londres, en el marco del Programa Universitario de Estudios sobre Democracia, Justicia y Sociedad (PUEDJS) en la Sala Miguel Covarrbias del Centro Cultural Universitario.
      Jorge Volpi, titular de Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM, dio la bienvenida a la investigadora considerándola como “una de las pensadoras mas importantes de la filosofía política de nuestro tiempo”. Por su parte, John Ackerman, en calidad de director del PUEDJS, mencionó que “cuando anunciamos que iba venir, en agosto pasado, en apenas 48 horas ya se habían inscrito más de mil personas”, lo que demuestra que es “una de las voces más importantes para entender la transición democrática”.
      “Es la primera vez que vengo a México bajo el gobierno actual; he venido muchas veces, pero me parece emocionante estar ahora en estas condiciones con un gobierno progresista”, dijo Mouffe antes de iniciar su intervención. “No puedo dar por sentado que todo el mundo me ha leído”, expresó, por lo que inició con un marco teórico abarcando los aspectos más importantes de su reflexión política. 
      “Lo político significa reconocer la existencia de conflictos que no pueden tener una solución racional”, lo que deriva en un modelo que ella llama “agonista”, esto implica “considerar al enemigo como un adversario cuya existencia es legítima; sus ideas van a ser combatidas enérgicamente, pero su derecho nunca será puesto en cuestión”.
      Después abordó su concepto de hegemonía: “toda sociedad es producto de la exclusión de otras posibilidades, siempre es la expresión de una estructura particular de relaciones de poder. Las cosas que existen siempre pudieron ser de otra manera. A partir de esa concepción hegemónica uno puede poner en cuestión la idea de que no hay alternativa al orden neoliberal”.
      Antes de pasar a la segunda parte de su lectura, abordó el papel afectivo en la política. Consideró que el gran fracaso de la izquierda a nivel mundial, especialmente el europeo, es que no ha sabido armar un discurso a partir de las pasiones.

La derecha ha sabido entender el papel de las pasiones

“Desgraciadamente los partidos populistas de derecha entienden mucho mejor esa dimensión; eso explica su modelo creciente”, explicó, pues tales entidades “han logrado nuevas formas de identificación colectiva alrededor de la noción de pueblo que excluye a los más desfavorecidos”. 
      Aunque reconoció que no existen recetas infalibles para una transformación dentro del marco de las instituciones democráticas porque “no existen respuestas generales”, Mouffe consideró que la manera de luchar ante el discurso neoliberal “no es acusándolos de populistas”.
      Para aquellos que quieren contribuir con la confrontación de una postura hegemónica neoliberal, “una tarea importante consiste en cultivar la pluralidad de prácticas destinadas a erosionar los afectos que sostienen la actual hegemonía neoliberal”.
      Sostuvo que el actual fracaso del proyecto de izquierda se debe a su “incapacidad de reconcoer el papel crucial que juega esa movilización de las pasiones en la política; la falta de compresión de la dimensión afectiva en la identificación es una de las razones principales por las cuales la izquierda es incapaz de aprehender la dinámica de la política”.
      Terminada su conferencia, Jorge Volpi cuestionó hasta qué punto se teje una línea discursiva entre la campaña y el poder, utilizando a México como caso específico; Mouffe reconoció no estar al tanto del acontecer nacional, pero concedió que un cambio siempre requiere tiempo.
       Después de responder algunas preguntas del público, la autora se despidió un tanto ya cansada pero satisfecha de visitar el país.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar