La quema del viejo, tradición que se hereda

diciembre 30, 2019

Raziel Roldán. Xalapa. En Xalapa, como en muchas partes del mundo, continúa una tradición que familias disfrutan todos los 31 de diciembre, quemar al «año viejo».

Con latas, tambores, trompetas o cualquier instrumento que produzca ruido, grupos de personas, principalmente niños y adolescentes disfrazados de una pareja de viejitos, rondan por las calles de Xalapa con una peculiar letra «una limosna para este pobre viejo, una limosna para este pobre viejo».

Casa por casa, negocios, tiendas, o en plazas públicas se ve por todo el día a estos jóvenes pidiendo una limosna mientras bailan y cantan, ya que ese dinero lo ocupan para la celebración de la noche que incluye la quema del «viejo».

Es común ver por las calles de la ciudad, sobre todo en las colonias, a muñecos caracterizados que se encuentran rellenos con petardos, palomas, varillas, chispitas, volcanes y otros fuegos artificiales, para ser quemados en punto de las 12 de la noche.

La elaboración

Aunque este trabajo es meramente artesanal y para su creación se necesitan materiales básicos como papel, aserrín, trapos, ropa usada, algodón y pintura, por lo que regularmente se hace entre la familia.

Sin embargo, hay personas que prefieren comprarlos ya elaborados, por lo que existen personas que actualmente se dedican a la creación del «viejo».

El señor Roberto Cruz, se dedica a la creación de piñatas a lo largo del año, pero es de los pocos en Xalapa que en fechas decembrinas realiza el tradicional muñeco.

Su negocio se encuentra cerca de la Basílica de la Virgen de Guadalupe, también conocida como la Iglesia del Dique, en la calle de Jesús Reyes Heroles, y oferta muñecos desde 80 pesos y dependiendo a las necesidades del cliente, aumenta la cantidad.

Explica que él los hace al gusto de cada persona, sin embargo, no incluye los explosivos ni demás fuegos artificiales, debido a que no cuenta con el permiso, sin embargo sabe que los clientes buscan la manera de conseguirlos.

La contaminación

De acuerdo con el Índice Metropolitano de la Calidad del Aire (IMECA), sistema que permite conocer las condiciones del aire, Xalapa se encontraba hasta el mes de octubre, cuando mejoraron esos índices, en la categoría más riesgosa, que contempla un intervalo mayor a 200 para considerarse como «extremadamente mala».

Y es que según información que proporcionaba el IMECA está calidad del aire empeora durante los festejos navideños cuando se usa la pirotecnia, fuegos artificiales y fogatas, «requisitos» que cumple la quema del viejo de año nuevo.

Esto podría agravar la situación de Xalapa, debido a que es de mayo a julio cuando los niveles de contaminación del aire se elevan en la ciudad por el aumento a la temperatura.

Aunado a ello, la contaminación auditiva también forma parte de esta quema, ya que algunas personas introducen los llamados petardos al muñeco y otros explosivos, llegando a afectar los oídos de las personas que se encuentran cerca, además de otros accidentes con cohetones que han sido documentados y que ha dejado tragedias en los festejos.

Además del daño grave que provoca a cientos de mascotas, que algunos llegan a morir de paro cardíaco y otros que ante el temor que les produce, se escapan de sus hogares sin conocer su destino.

La piratería

Muchos de los accidentes ocurridos durante la quema de fuegos artificiales son por la falta de conocimiento en el cuidado para prevenir los accidentes, pero también hay otro factor y es la mala calidad del explosivo.

De acuerdo al Director de Protección Civil del Ayuntamiento de Xalapa, José de Jesús Vargas, en Xalapa existen vendedores de pirotecnia que, por traer el producto más novedoso, compran piratería China.

«La que está totalmente prohibida es la pirotecnia que se vende en la calle que por lo regular es pirata, que traen inclusive de China», dijo.

Añadió que la demanda por adquirirlos ha hecho que se estén vendiendo cada vez productos más fuertes y aunque en pocas cantidades, se han encontrado que algunos ya traen dinamita.

Explicó que los únicos permitidos son los que permite la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y estos sólo son para eventos religiosos como las peregrinaciones, por lo que ellos desde sus elementos se encargan de brindar las medidas de protección necesarias.

¿Cuánto gasta la gente?

El costo para la realización del viejo depende de lo que gusten las familias, puede ser gratis sin pirotecnia o hasta de 2 mil pesos, e incluso más, ya que hay familias que compran fuegos artificiales que ocupan en eventos masivos.

En las colonias los vecinos cooperan para su realización con ropa, zapatos, sombrero y todos los materiales que se vayan utilizando y otros cooperan para comprar la pirotecnia.

De igual forma hay familias enteras que se reúnen para su elaboración desde tempranas horas y se llegan a cooperar cantidades hasta de 500 pesos, comenta el señor Alberto Morales.

Como se mencionó al inicio, la elaboración depende del gusto, del alcance económico y, sobre todo, de las ganas a festejar el cierre de año nuevo con esta vieja y querida tradición.

El exhorto, es a la población a cuidar el entorno y la integridad de la familia, pues es común que en estas fechas se vean casos donde accidentes con pirotecnia han provocado daños, heridas, incendios y enlutado la celebración, por ello es necesario tomar las medidas de seguridad necesarias para pasar un feliz año nuevo.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar