La Tierra tiene… ¡dos satélites!

febrero 27, 2020

CDMX/AlMomentoMX. Un equipo de astrónomos financiado por la NASA ha descubierto un pequeño asteroide orbitando alrededor de la Tierra y ha optado por calificarlo como una posible “mini-luna” debido a su comportamiento.

El hallazgo fue compartido a través de la cuenta de Twitter de Kacper Wierzchos, uno de los investigadores que forman parte del equipo Catalina Sky Survey en la Universidad de Arizona. El tuit en cuestión explica que la Tierra ha capturado este objeto en su campo gravitacional temporalmente y que fue hallado por el grupo la noche del 15 de febrero.

La posible mini-luna ha sido bautizada con el nombre de 2020 CD3 y su tamaño estimado es de 1.9 metros y 3.5 metros de ancho. El detalle clave está en que, como se explicó antes, este objeto solo estará en nuestra órbita momentáneamente y se espera que abandone el campo de gravedad terrestre en abril de 2020 para proseguir su viaje por el Sistema Solar.

Tony Dunn, astrofísico de la NASA, creó una animación utilizando un simulador orbital para replicar y ejemplificar la trayectoria que tendría el 2020 CD3 en las próximas semanas hasta regresar a la órbita del Sol.

El pequeño asteroide 2020 CD3 se ha convertido temporalmente en un nuevo satélite natural de la Tierra, informa el Centro de Planetas Menores del Observatorio Astrofísico Smithsoniano.

La integración de las órbitas indica que este objeto está temporalmente ligado a la Tierra”, informó en un comunicado el Centro.

Cuando hablamos de un satélite, queremos decir que vuela en una órbita circular como la EEI o Yuri Gagarin. Este objeto vuela de manera más complicada. Vuela con el mismo período que la Tierra, no muy lejos de ella, y forma una órbita temporal”, señaló Borís Shústov, director científico del Instituto de Astronomía de la Academia de Ciencias de Rusia.

El científico observó que los objetos en órbita no suelen durar mucho tiempo, pero pueden acompañar a la Tierra durante varios años y décadas.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar