Lamenta DLD la suspensión del Mundial de Paranatación

Será hasta el 15 de febrero cuando se revelé el país que tome la estafeta para albergar la justa mundialista.

enero 30, 2019

Fernando Hernández, Xalapa.  El veracruzano Diego López Díaz lamentó que se haya suspendido el Campeonato Mundial de Paranatación 2019, a realizarse del 29 de julio al cuatro de agosto en la ciudad de Kuching, en Malasia en donde buscaría más oros y récords.

Más por la forma en que se dió, debido a que el país organizador negó el acceso a la delegación de Israel, por lo que él Comité Paralímpico Internacional tomó cartas en el asunto de forma inmediata.

«Nos avisaron el fin de semana que cambian las cosas para el Mundial y ahora no sabemos dónde y cuándo vamos a competir, porque este tipo de eventos se prepara con mucho tiempo de anticipación», señaló el xalapeño.

Será hasta el 15 de febrero cuando se revelé el país que tome la estafeta para albergar la justa mundialista, así como también se conocerá si hay cambios o no en las fechas del certamen.

«Nosotros teníamos el plan de ir a Malasia y a los 15 días estaríamos enfocados en los Juegos Panamericanos en Lima, pero hay que esperar.

«Todavía no hemos hecho ningún cambio a la preparación, seguimos pensando en que el Mundial será en julio, hasta que nos digan si hay cambio en la fecha haríamos a la adaptación», acotó.

Diego López tuvo un chequeo de tiempos apenas el lunes pasado y ha ido conforme al plan, aunque la carga física ha sido extenuante para él.

«Me he sentido muy bien, aunque cansado por la fuerte preparación física, no habíamos llevado un trabajo así, estamos trabajando menos agua, más gimnasio y afuera con actividades físicas de balones y cuerdas, bajamos el kilometraje en el agua.

«Pero después iremos descendiendo en el gimnasio y aumentando el volumen en el agua, y ahí vamos a ver cómo ha funcionado esta preparación física que hemos implementado», subrayó.

Diego se mantendrá entrenando a la espera de saber qué sucederá con el Mundial 2019 de su deporte.

Botón volver arriba