Legisladores se reúnen con titulares de Sener, Pemex, Unidad de Inteligencia Financiera y Profeco

Ciudad de México. La Tercera Comisión de la Permanente se reunió con los titulares de la Secretaría de Energía, Rocío Nahle García; de Petróleos Mexicanos, Octavio Romero Oropeza; de la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP, Santiago Nieto Castillo, y de la Procuraduría Federal del Consumidor, Francisco Ricardo Sheffield Padilla, a fin de conocer la estrategia integral de combate al robo de combustible, el desabasto en estados del país, su impacto económico y las acciones para restablecer el suministro sin afectaciones a la ciudadanía.

El diputado Ricardo García Escalante, presidente de la Tercera Comisión: Hacienda y Crédito Público, Agricultura y Fomento, Comunicaciones y Obras Públicas, destacó que ésta es una reunión de gran relevancia en virtud del momento y las circunstancias que prevalecen en la nación, en torno a la determinación del Ejecutivo en el combate al robo de combustibles.

Añadió que ese problema afecta a todos, por lo que es necesario conocer de primera mano la estrategia de combate al robo de combustibles, así como las acciones programadas para evitar que haya desabasto “y prevenir, sobre todo, más desgracias como la sucedida en Hidalgo”.

Expresó que el pueblo demanda información completa, precisa y real sobre el momento crítico que vive el país, por lo que esta comisión se pronunció de manera unánime en dos ocasiones a favor de llevar a cabo esta reunión.

Al exponer la estrategia contra el robo de hidrocarburos y sus consecuencias, previo a los cuestionamientos de los legisladores, Rocío Nahle García, titular de la Secretaría de Energía (Sener), indicó que se tienen registradas decenas de rutas de poliductos de gasolina y diésel de diferentes longitudes, diámetros y capacidad, en los que inició el robo en tomas clandestinas, desde el año 2000.

Especificó que en 2002 se tuvo conocimiento de 180 tomas; en 2007, después de que se conoció el Atlas de ductos de Pemex –información que no se manejó como estrictamente confidencial- se registraron 323; para 2011 se contabilizaban 800; en 2015, seis mil 260 tomas; en 2016 aumentaron a seis mil 873; en 2017 la cifra fue de 10 mil 363 y se terminó 2018 con 14 mil 894.

Indicó que en casi 60 días del nuevo gobierno, el sector ha tomado determinaciones firmes y trascendentales con el propósito de fortalecer la producción y suministro de energéticos y ante esos números, enfatizó, el gobierno tenía que tomar acciones y por eso se desarrolló la estrategia.

Al cerrar válvulas en diferentes tramos de los ductos, hubo reporte en ciertas zonas con deficiencias en la distribución. Los estados con mayor problema fueron Guanajuato, Jalisco y el de México, “justo donde más ataques a los ductos se manifiesta”. Por ello se estableció una logística a fin de surtir el producto en esas entidades.

Dijo que el 20 de diciembre se tomó control de los ductos que distribuyen gasolina a todo el país, desde el seno de la empresa y el centro de distribución, hasta terminales, ductos, carro-tanques y sistemas de distribución, pues “quedó en evidencia prácticamente una empresa paralela dedicada a robar y vender en un mercado negro el combustible ilegal, ocasionando un quebranto a las finanzas de Pemex y del país”.

Debido a ello se diseñó una estrategia en la que participaron 15 dependencias y se aprobó el cierre de ductos en tramos estratégicos, donde había cientos de tomas clandestinas.

Aclaró que en las 74 terminales de abastecimiento de Pemex se tenían altos inventarios de combustibles y las importaciones de gasolina estaban garantizadas para atender el mercado nacional. “En todo momento se ha garantizado cubrir la oferta nacional de gasolina y diésel”.

Así, informó que el 1 de diciembre se recibieron dos refinerías en producción, y hacia finales de diciembre, Pemex ya tenía cinco en plena actividad, e incluso la primera semana de enero las seis refinerías del Sistema Nacional de Refinación de Pemex estaban en función.

También se dio seguimiento a los precios para evitar abusos y especulaciones. Se identificaron concesiones que fijaron cantidades por arriba del promedio nacional, pero en general se logró mantener el mercado en los límites estables en todos los estados. “En Chihuahua la Magna se vendió en 16.11 pesos por litro, la más barata; y la más cara se registró en Jalisco, en hasta en 20.06 pesos el litro”.

Ante el cierre de ductos solo hubo algunos retrasos en la distribución, por lo que se incrementó la entrega significativamente a través de pipas y carro-tanques, tanto de Pemex y como de servicio privado. “Se movilizaron mil 600 pipas de Pemex, tres mil 400 privadas y todos los carro-tanques disponibles, y empresas privadas con concesiones y permisos de importación coadyuvaron al abastecimiento”.

Indicó que eso explica el mayor nivel de importaciones de gasolinas, pues en enero de 2018, se importaron, en promedio, 593 mil barriles diarios y en diciembre, 601 mil por día; “para los primeros días de enero de 2019 eran 814 mil por día, tanto de Pemex como de empresas que tienen permisos autorizados por Sener”.

Entre 2015 y 2018 la dependencia otorgó mil 73 permisos de importación de gasolina y en ese último año había 587 vigentes, solo se emplearon 41; “es decir, 546 no se utilizaron, por lo que se está ordenando y revisando el padrón de permisionarios”.

A la fecha, continuó, operan 57 nuevas marcas en tres mil 677 gasolineras, mientras que Pemex tiene ocho mil 546 estaciones de servicio. “Pemex les surte ciertas cantidades de gasolina y lleva puntual el registro de ventas a estas estaciones, pero estas nuevas estaciones pueden comprar no solo a Pemex, sino que pueden abastecerse de quienes tienen permisos de importación y distribución”.

Por ello, junto con la Comisión Reguladora de Energía, se han aplicado medidas más rigurosas de control y seguimiento de combustibles. “Desde el barco de descarga, cuando se importa, hasta el despacho en la bomba de servicio, así como el otorgamiento de permisos para estaciones de servicio. Se está haciendo más rigurosa la investigación o seguimiento de los permisos”.

En su intervención, el director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, dijo que ante el robo del combustible cometido por empresas extranjeras, el Estado tomó la decisión de combatir frontalmente este delito; “no cerrando ductos, sino aplicando estrictamente la Ley”.

Puntualizó que se decidió actuar privilegiando la viabilidad como nación, porque el control del gobierno sobre los hidrocarburos es asunto de seguridad y soberanía nacional.

Mencionó que el incremento del robo de gasolinas conllevó a una disyuntiva: “resolver el problema de inmediato para continuar con el abasto, o bien, enfrentar el problema de fondo para resolverlo de una vez por todas, aunque con inconvenientes”.

Informó que el abasto del combustible ya se está normalizando en la mayoría de los estados afectados. Indicó que del 24 al 25 de enero, las ventas, en comparación con el año anterior, ya están igualadas, se observa cierta normalidad en el abasto. “Estamos a punto de alcanzar el nivel de ventas, de la semana del uno al 25 de enero del año pasado. La venta de turbosina, ya alcanzó el volumen de venta del año pasado, actualmente se está rebasado”.

Detalló que en la Ciudad de México e Hidalgo, el abasto de gasolina ya se normalizó. El estado de México, mayor consumidor de combustible en el país, se tuvieron días complicados; sin embargo, en estos días se alcanzaron las ventas del año pasado.

En Jalisco, también hubo días complicados, pese a ello, en los últimos días se logró incrementar el suministro de gasolina y ventas; en pocos días más se regularizará, adelantó.

Los ductos de Tula a Salamanca han tenido muchas tomas clandestinas y ésta es una de las razones por las que aún no se logra alcanzar la normalidad en Guanajuato. El desabasto en Querétaro está en la misma situación porque se relaciona con el mismo ducto. En Michoacán, por su parte, ya se está alcanzando y superando las ventas del años pasado.

Las ventas promedio del 21 al 25 de enero de 2018 contra 2019, en la Ciudad de México, están en 18 por ciento arriba; en Guanajuato falta 16 por ciento; Hidalgo falta 13 por ciento; en Jalisco, en esta semana, se alcanzará 112 por ciento; el estado de México tuvo ventas por 111, Michoacán 119 y Querétaro 72 por ciento, finalizó Romero Oropeza.

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Santiago Nieto Castillo, explicó que se tiene un modelo que permite registrar por parte de los sujetos obligados del sistema bancario y de los sujetos obligados de actividades vulnerables un total, en promedio, de 22 millones de reportes anuales respecto a posibles actos de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo.

Al iniciar el combate al robo de hidrocarburos, se localizaron 20 mil 338 sujetos entre Pemex y el SAT y esto se filtró con la base de datos de la Unidad de Inteligencia Financiera, a fin de detectar 8 mil 482 personas.

Señaló que se generó un listado de posibles empresas que estuvieran relacionadas con el robo de hidrocarburos y su comercialización. Con Pemex se identificaron 11 sujetos que no adquirieron combustible desde 2016 y 2017 a Petróleos Mexicanos y en este momento se encuentran bloqueados.

Lo anterior, en términos del artículo 115 de la Ley de Instituciones de Crédito que faculta poder incorporar en la lista de personas bloqueadas aquellas que estén desarrollando una actividad presuntamente relacionada con el lavado de dinero o financiamiento al terrorismo.

Precisó que está en proceso la elaboración de las denuncias de estos 11 casos, que se tendrán que presentar a más tardar mañana ante la Fiscalía General de la República quien, en ejercicio de sus facultades autónomas, determinará lo conducente.

También, dijo, se pudo detectar a partir de los datos de la base de la información proporcionada por los bancos en México que, aproximadamente, 40 mil millones habían sido reportados como una posible actividad de lavado de dinero y de los que 10 mil millones de pesos estaban relacionados directamente con temas vinculados con robo de hidrocarburos que introducían al sistema financiero los recursos provenientes de la comercialización de hidrocarburo robado.

Santiago Nieto subrayó que se mandó una relación al Sistema de Administración Tributaria (SAT) de los controles volumétricos de las estaciones de servicio que habían surgido a partir del modelo de la Unidad de Inteligencia Financiera y se determinaron nueve casos en los cuales había un diferencial entre lo que le compraban a Pemex y lo que vendían; en algunos casos hubo un grupo de gasolineras que llegó a vender 59 millones de litros más durante 2017 y 2018, de lo que se había comprado a Pemex o importado.

Resaltó que se encontraron grupos gasolineros que reciben depósitos en efectivo en lugares donde no tienen estaciones de servicio.

Respecto de los primeros casos que han sido denunciados ante la Fiscalía, dijo que hay 33 sujetos directamente denunciados y bloqueados y 188 terceros relacionados, a partir de que se inició el operativo; los montos de depósito ascienden a más de 5 mil millones de pesos y los retiros a más de mil 633 millones. “En su conjunto, esto implica recursos, por ejemplo, que son superiores al financiamiento público que recibieron todos los partidos políticos con motivo de la elección federal y locales de 2018”.

Hasta este momento, de acuerdo con lo reportado por los bancos, los montos bloqueados son 187 millones y 666 millones de pesos, lo que en su conjunto, este mes, representa más de lo que durante todo 2018 fue asegurado por la SIEDO, por la Procuraduría General de la República, en todos los operativos de combate a la delincuencia.

“A partir de ahí estamos desarrollando una actividad con 50 sujetos que presentan irregularidades fiscales con el SAT, 16 objetivos del Centro Nacional de Inteligencia, 25 casos propuestos por Pemex, con la finalidad de poder evitar que el dinero obtenido por la sustracción de hidrocarburos tenga un impacto negativo y se incorpore en el Sistema Financiero de la República Mexicana”, puntualizó.

Ante diputados y senadores, Ricardo Sheffield Padilla, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), aseguró que “no se detecta ningún aumento de precios en los productos vinculado a la problemática de abasto de combustible en el país, al monitorearse el costo de más de 5 mil artículos en el mercado en el ámbito nacional”.

Durante este proceso, destacó que en total se captaron 422 denuncias formales, de las que el 35 por ciento fueron por la entrega de litros incompletos; 48 por ciento condicionaron la venta de gasolina y, en el 4 por ciento, por cambio de precio.

El funcionario aseguró que los incrementos observados en el mercado se deben a las heladas, en los precios del chile serrano, jalapeño y cebolla.

Explicó que el operativo especial de vigilancia y verificación de precios se desplegó en 12 estados a partir del 11 de enero, debido a las denuncias presentadas el 5 y 6 de enero en León, Guanajuato.

Se desplegaron 430 funcionarios que conciliaron entre consumidores y estaciones de servicio, para que respetaran el precio de combustible y no condicionaran su venta a la compra de algún aditivo, al pago en efectivo o cualquier otro tipo de requisito.

Sheffield Padilla afirmó que se realiza el operativo de vigilancia sólo en 6 entidades, que mantienen el problema de desabasto. Al 26 de enero se constató que de 188 gasolineras verificadas en esos estados, 63 por ciento tenían combustible disponible. La mayoría de las estaciones de servicio que a la fecha no tienen el energético se localizan en Jalisco.

Además, se aplica el programa “Quién es quién en los precios”, que se difunde en la página de Internet de Profeco, para que los consumidores vean el comportamiento que han tenido los precios. El balance se resume en: que en “este mes de enero no ha habido un aumento significativo”.

Sólo 4 por ciento de las gasolineras denunciadas presentaron variación en el costo. La mayor parte de ellas, cuando se les inspeccionó y se verificó la variación “hicieron el ajuste respectivo y regresaron a vender el combustible al precio que dominaba en el mercado”.

Lo único que hemos visto es una baja en los precios en la zona fronteriza, que también está registrado en el programa “Quién es quién en los precios”.

Back to top button
Close