Lilia, conductora de Limpia Pública que exalta el oficio

marzo 24, 2020

Regina Montes. Xalapa. “Nosotras podemos hacer también lo que los hombres hacen y lo podemos hacer mucho mejor”, dice convencida Lilia Pérez Santos. Ella tiene 44 años y desde hace 12 trabaja en la dirección de Limpia Pública del Ayuntamiento de Xalapa.

Apenas pudo terminar la secundaria pero ello no es impedimento para nada. Su primer trabajo en esa área municipal fue como barrendera pero hace cuatro años, empezó a ser capacitada para poder manejar uno de los camiones recolectores.

“Anteriormente manejaba yo un carro verde, ahorita me lo cambiaron por una camioneta Ford de tres toneladas, igual para echa basura”, dijo.

Ese trabajo le ha permitido sacar adelante a sus cuatro hijos quienes ahora son ya unos jóvenes que respetan y valoran su trabajo. Recuerda que en el Gobierno municipal de Rafael Hernández Villalpando, se hizo un programa de barrido especial en el que se daba oportunidades de empleo y al que decidió sumarse. Aunque estuvo de manera intermitente,en 2010 decidió quedarse de manera definitiva.

“A mi me encantan mi trabajo, me encanta lo que hago”, dijo.

Aunque le encanta su trabajo lamenta que su labor difícilmente es reconocido y a veces hasta es despreciado.

“A veces hasta nos insultan a veces nos dicen, no ustedes ganan mucho dinero, pero yo digo no, que bueno fuera y ojalá el pago algún día nos lo reconozcan y la ciudadanía también”.

Pero no es todo, pese a que disfruta de lo que hace, cuando decidió ser conductora empezó a ser discriminada por sus jefes y compañeros por ser mujer, pero nada la detuvo. Confiesa que ante el acoso laboral que llegó a sufrir pensó en acudir a otras instancias para defender sus derechos. Aun así, no ha desistido.

“Con mis jefes, subdirectores, me ponían muchas trabas, muchas cosas para que uno mismo se desanimara y dijera a ver le vamos a hacer esto para que a ver si se choca o se espanta y no siga manejando pero no, gracias a Dios no. Como me gusta mi trabajo, hasta ahorita no han logrado hacerme desistir, de lo que me gusta, de lo que hago”, lamentó.

Aunque en Limpia Pública son muchas las mujeres con la labor de barrer la ciudad, ella es la única que maneja y asegura que el cuidado al medio ambiente y ayudar a los demás es lo que más la motiva pese a que no descansa días festivos y prefiere trabajar en sus vacaciones.

Aunque su salario es menor y asegura que son muchas las carencias, el amor que le tiene a su trabajo lo vale todo. En un inicio ni su propia familia apoyaba que trabajara como conductora de Limpia Publica pero poco a poco lo entendieron y ahora la animan y le hacen saber el orgullo que les causa.

Lilia aprovecha el espacio para enviar un mensaje a las mujeres y decirles que no hay reto imposible ni prejuicio que valga cuando están decididas a luchar por sus sueños.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar