LÍNEA DELGADA

agosto 16, 2021

Los días por venir serán difíciles para las administraciones que terminan, el cúmulo de compromisos que tendrá que afrontar serán difíciles; ya no hay tiempo.

Las respuestas de: ¿mañana vemos?, ¿luego te digo?, ¿cual atiendo?, y respuestas similares en esta época, no aplican; ante la obligatoriedad de cerrar y de la regla que cita:  no habrá egresos después del 30 de noviembre; solo aquellos que garanticen la operación con un fondo a cargo del tesorero.

Los tiempos que se acercan requieren atender los pagos de nómina hasta el mes de diciembre, los aguinaldos mínimos señalados en ley, los irreductibles de ISR, IPE, Impuesto a la remuneración personal, así como otros descuentos.

Se considera liquidar pasivos por obras del Fais, en su caso de Fortamun, proveedores de servicios y de operación, mantener el crédito en gasolineras, para el trabajo de seguridad pública, protección civil y servicios municipales.

Esto es por el gasto regular, habría que considerar pasivos acumulados por

impuestos, Ipe, bancarios en su caso (deberán liquidarse tres meses antes), dejar liquidados los servicios de auditoria financiera y técnica, en fin una cuenta atípica numerosa que no se puede botear, ya vienen los nuevos.

A estas circunstancias habría que agregar que el cumplimento en el calendario de participaciones e  ingresos propios y los del ramo 33 estarán sujetos; los dos primeros a la recaudación y el segundo a los ajustes que intente la federación; ¿todo ello porque?

“LOS INGRESOS NO TIENEN PALABRA y LOS GASTOS SON REALES”.

 Consideración importante son los siguientes puntos: Recorte que sufrieron al inicio de año  las entidades federativas   para el ejercicio presupuestal 2021 de 182 mil millones; el gasto aplicado en este año   al  combate del SAR12, así que es real  la disminución  de la captación, por lo que faltaran ingresos.

 ¿Que hacer; se preguntaran los funcionarios responsables?

Lo elemental; estimar lo que es posible recaudar y recibir, los gastos mínimos a pagar; establecer la diferencia a cubrir y con estos números: Integrar un programa de austeridad con recorte de gastos que incluya: depuración sueldos y compensaciones, pagos extraordinarios, dejar en lo elemental, gasolinas, viáticos y pagos adicionales; y considerar el pago del aguinaldo cuando menos con el mínimo que señala la ley.

Los responsables al final de la administración estarán huérfanos, sin acceso a registros y actuaciones, entre tanto  vendrá la entrega recepción, en el primer mes la evaluación, y hasta año pueden  ser solicitados  para investigaciones y aclaraciones y son sujetos de stress hasta  la culminación de la aprobación de la cuenta publica 2021, en el año 2022. Este es el diluvio que viene.

Positivo para los municipios de Veracruz fué el informe de la deuda publica que realizo el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas, de la Cámara de Diputados, que en primera plana destaca el día de hoy el Diario Reforma, en este caso refiriéndose a las administraciones estatales que están próximas a entregar y recibir, el periódico cita:

  • Nuevo león la recibió con una deuda de 63,832 millones de pesos y la entrega con 83,357. 19,525 millones más.
  • Sonora; la recibió con 22,781 millones de pesos y la entrega con 28,119;

5,338 millones más.

  • Baja California Norte; (dos años) la recibió con 20,274 millones de pesos y la entrega con 23,898; 3,624 millones más.
  • Michoacán, la recibió con 17,472 millones de pesos, la entrega con 20,364; con 2,892 millones más.

Dentro del reporte de los municipios; los de Veracruz guardan una posición razonable, no obstante que a nivel nacional el déficit en los últimos 10 años aumento el 37 por ciento, que totalizo prestamos por 43 mil millones, siendo el pico de 51,672 millones de pesos en el año 2017, se han visto disminuidos por la observancia a la ley de Disciplina Financiera que ha reglamentado su ejercicio.

 En Veracruz los municipios con mayor adeudo son Coatzacoalcos con 465 millones, Tuxpan con 203, Veracruz con 199.5 millones, con la consideración que tiene una APP de Alumbrado multianual de cerca de 2,000 millones; Xalapa con 98 millones de pesos.

De manera general podemos decir que los municipios del estado están en el rango de endeudamiento sostenible, y los menos en observación, de acuerdo a la calificación que dá la Ley.

El gran reto es el cierre y la entrega de la administración, quedando pendiente de atender y de aprobación las auditorias 2019 (próxima a aprobar o resolver por el Congreso) la de 2020 próxima a entregar por el Orfis al Congreso y la final la de este año, pendiente de formular y que se revisara en el año 2022.

Botón volver arriba