Llama Iglesia Católica a analizar políticas para evitar cultura de la muerte

enero 10, 2021

Yhadira Paredes/Xalapa. Es necesario que la ciudadanía tengan cuidado con la elección de nuevos diputados federales y estatales para evitar que proliferen las políticas de muerte que se han estado orquestando en contra de la familia, aseveró el vocero de la Arquidiócesis de Xalapa, José Manuel Suazo Reyes. 


En el comunicado de este domingo el sacerdote católico manifestó que algunos actores desde diferentes ángulos han estado orquestando en contra de la familia pues consideró que buscan tener individuos sin vínculos familiares. 

Fomentan la reducción de la población vía abortos, uniones familiares que no pueden procrear, y aniquilación de ancianos y de enfermos, “parece que su único fin es borrar a la familia”. 

Este año 2021 será decisivo para los ciudadanos que escogerán a los nuevos diputados federales y locales puesto que los temas de familia, vida, valores y libertades fundamentales serán motivo de discernimiento serio. 

“Los ciudadanos tendrán que definir su futuro en base a las plataformas y prácticas políticas y a la situación que estamos viviendo” y, agregó, se ha iniciado el 2021 reconociendo el valor que tiene la familia, como núcleo fundamental de la sociedad. 

“Es la célula básica que forma a los ciudadanos y la escuela fundamental de la vida de todo ser humano. La familia es el ámbito natural donde se gesta, cuida y protege la vida. Sobre la familia, la Declaración Universal de los Derechos Humanos dice: La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado”. 

Expuso que, la crisis sanitaria causada por el Covid-19 ha llevado a reafirmar la grandeza de la familia que es, de hecho, la que ha sostenido a las personas sobre todo en los momentos de duelo o ante las diferentes crisis que han enfrentado. 

“La familia ha brindado apoyo, cercanía y consuelo. La familia ha servido de hospital para atender a los enfermos; ha sacado sus recursos y los ha multiplicado para sostener a aquellos integrantes suyos que perdieron su empleo, la familia ha dado cobijo a los que se quedaron solos o abandonados. La familia ha sido casa de oración, fuente de ternura y escuela de comunión y reconciliación”, finalizó.

Botón volver arriba