Llama ONU a trabajar contra la desertificación y la sequía

Naciones Unidas/Notimex. Al conmemorarse este día el 25 aniversario de la adopción del Día Mundial de la Lucha contra la Desertificación y la Sequía, la Organización de Naciones Unidas (ONU) enfatizó los progresos globales en materia de gestión del suelo, mientras el secretario general del organismo Antonio Guterres, destacó que falta mucho por hacer.

Bajo el lema “Construyamos el futuro juntos”, la ONU afirmó que este día sirve “también sirve para mirar al horizonte de los próximos 25 años, durante los cuales se espera detener la degradación de la tierra en todo el Planeta”.

De acuerdo con Naciones Unidas, cuya Asamblea General declaró el 17 de junio el Día Mundial para Combatir la Desertificación y la Sequía, a través de una resolución aprobada en diciembre 1994, recordó que “la desertificación es la degradación de la tierra en las zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas. Está causada fundamentalmente por la actividad humana y las variaciones climáticas”.

Refirió que “este proceso no hace referencia al avance de los desiertos existentes. La desertificación se debe a la vulnerabilidad de los ecosistemas de zonas secas, que cubren un tercio de la superficie del Planeta, a la sobrexplotación y el uso inadecuado de la tierra”,

“La pobreza, la inestabilidad política, la deforestación, el sobrepastoreo y las malas prácticas de riego afectan negativamente a la productividad del suelo”, puntualizó.

La fecha sirve para hacer conciencia respecto a las iniciativas internacionales para combatir estos fenómenos. “Esta fecha nos brinda una oportunidad única para recordar que se puede neutralizar la degradación de las tierras mediante la búsqueda de soluciones, con una firme participación de la comunidad y cooperación a todos los niveles”.

Este año se pone de relieve los progresos globales en materia de gestión sostenible del suelo y destacó que se debe tomar en cuenta que “de cara a 2025, mil 800 millones de personas vivirán una escasez absoluta de agua. Además, dos tercios de la población mundial no dispondrán de suficientes recursos hídricos”.

La ONU estimó además que “en 2045 alrededor de 135 millones de personas en todo el mundo pueden haber sido desplazadas como consecuencia de la desertificación” y “la restauración de suelos en ecosistemas ya degradados puede conducir a la absorción y almacenaje de hasta 3000 millones de toneladas de carbono cada año”.

Por su parte, el secretario general de la ONU, recordó que “la desertificación, la degradación de las tierras y la sequía son grandes amenazas que afectan a millones de personas en todo el mundo, en particular mujeres y niños”.

En un video publicado en la página oficial del organismo hace unos días dijo que “hace 25 años, 197 partes aprobaron una Convención histórica encaminada a movilizar la acción mundial. Sin embargo, queda mucho por hacer”.

“Cada año, el mundo pierde 24 mil millones de toneladas de suelo fértil. Además, la degradación de las tierras secas reduce el producto interno nacional de los países en desarrollo hasta en un 8.0 por ciento anual. Debemos cambiar urgentemente esas tendencias”, consideró.

“Proteger y restaurar la tierra, y utilizarla mejor, puede reducir la migración forzada, aumentar la seguridad alimentaria y estimular el crecimiento económico. También puede ayudarnos a afrontar la emergencia climática mundial. En este Día Mundial, reconozcamos el imperativo de luchar contra la desertificación como parte de nuestros esfuerzos por alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, destacó.

Back to top button
Close