Llovizna no frenó euforia en Nicho de la Música del Takilhsukut

Raziel Roldán. Papantla. La tarde-noche de ayer la Cumbre Tajín 2019 se vio engalanada por artistas locales y nacionales y animando al público a quedarse a pesar de la llovizna que cubrió el Nicho de la Música en el Parque Takilhsukut.

El primero en presentarse fue Juan Sant, un rapero originario de la sierra norte de Puebla que se caracteriza por hacerlo en totonaco y plasmar un sus canciones la realidad que ha vivido, al escenario salió vestido con su vestimenta tradicional llamando la atención de los turistas que poco a poco se acercaban.

Cerca de las siete de la noche tocó turno a Amandititita, quien abrió el concierto con su canción “La güera de Televisa”, para después tocar sus más conocidos éxitos.

Siguiendo con los xalapeños de Sonex y su fusión de funk, rock, electrónica y Son Jarocho, estuvieron acompañados de dos bailarinas y con la vibra que los caracteriza, hicieron bailar a los espectadores.

Casi para cerrar, una de las bandas más esperadas y queridas por fans de todo el país, Los Aguas Aguas deleitaron con éxitos como La Playa y Damaris.

Por último y con toda la emoción de los espectadores, La Maldita Vecindad y los Hijos del Quinto Patio se presentó en el escenario que abrió con su característico ritual de agradecimiento y vibró a todos con Solín, el slam y el baile no se hizo esperar, durante el concierto interpretaron canciones como Don Palabras, Pata de Perro, Pachuco, Mojado, entre otras, para cerrar la noche con su canción Kumbala, siendo ellos la banda que más tiempo estuvieron arriba del escenario.

Back to top button
Close