Magistrados aspiracionistas

julio 12, 2021

La semana pasada fue un escándalo mayúsculo, el asunto financiero del Poder Judicial y es que entre sus sueldos, pitos y flautas, los togados se llevan poquito más del 40 por ciento del presupuesto anual de la institución. El gobernador García Jiménez, repetidamente ha señalado que él gana 60 mil pesos y que nadie debería ganar más que él. 

En estos ya casi tres años de gobierno, que lleva Cuitláhuac García Jiménez, han sido nombrados 21 magistrados en el tribunal Superior de Justicia del Estado de Veracruz, todos con el herraje de la 4T bien claro en un anca.

Esos muchachos, llegaron muy orondos a cobrar 352 mil pesos y perdón, pero muchos de ellos, si no es que todos, ni carrera judicial han hecho, están ahí porque el gobernador García Jiménez, consideró otras cualidades que seguramente para el proyecto de nación morenista, serían de mayor relevancia. 

Hubo una reunión la semana pasada, con la magistrada Isabel Romero, quien apeló a su buen juicio y les pidió que se bajaran un poquito el sueldo, ilusamente se creería que los primeros en estar de acuerdo, serían esos 21 magistrados cuatroteístas, pues ¡No Señores!, ellos se pusieron como gatas boca arriba peleado su legítimo salario, ¡Vaya, no todos! pero fueron pocos los que no repelaron.  

Vamos a ver que méritos tienen, algunos de esos Magistrados que nos cuestan tan caros a los veracruzanos: doña Graciela Patricia Berlín Mendoza, es doctora en derecho por la Universidad de Xalapa, es decir no estudio en The Harvard Low School, ni tampoco estuvo en Cambridge, así que para devengar los 352 mil pesos, la señora no está, ya que tampoco se le conoce trayectoria judicial alguna, a menos que ser hermana de Mario Berlín Mendoza, quien fue director de asuntos jurídicos del Poder Judicial, cuente como currículo. Del feo asunto aquel del hotel Civic Express y el Restaurante La Cava de Poza Rica, mejor ni hablar. 

Luego está doña Denisse de los Ángeles Uribe Aragón, quien fue regidora priista en Acayucan, alguna vez tuvo cargos partidistas, al interior del Revolucionario Institucional y no existe rastro alguno suyo, en el registro nacional de profesiones, de la Secretaría de Educación Pública, así que quien sabe, que habrá estudiado. 

Otro caso es el de magistrada Rosalba Hernández Hernández, abogada por la Universidad Veracruzana, maestra en Desarrollo Regional por el COLVER y doctora en Derecho por el Instituto Universitario Puebla, o sea que de Harvard, Cambridge o siquiera la Complutense de Madrid, nada ¡mis chulos! ahora que de carrera judicial, leo en su semblanza que en el año 1999, hizo prácticas en el juzgado cuarto de primera instancia, luego fue escribiente y al final fue oficial administrativa, posteriormente incursionó en la docencia, fue becaria en la Unión Europea y trabajó en la Comisión Estatal de Derechos Humanos y la señora pelea sus 352 mil pesos mensuales, con ese currículo, ¡Estamos mal!.

Tenemos también a don Juan José Rivera Castellanos, de quien consta una cédula de la facultad de Derecho de la Universidad Veracruzana, en el registro nacional de profesiones de la SEP, sin embargo alega haber hecho una maestría en Derecho en la UNAM y hasta con mención honorífica, no hay cédula que indique su paso por la UNAM; ahora que del doctorado en ciencias Jurídicas en la Universidad Internacional de Andalucía con sede en Santa María La Rábida , en el año 2007, no pude encontrar ninguna tesis doctoral de su autoría, en ningún repositorio español. De la carrera judicial del joven abogado, mejor ni hablamos, ya que en su antiguo currículo del congreso local, en su experiencia profesional aparece como catedrático, secretario particular, coordinador de asesores de Acción Nacional, asistente parlamentario en el Congreso de la Unión, entre otras muchas cosas, pero en el Poder Judicial, es la primera vez que pone un pie. 

Estos son solo algunos de los nóveles magistrados, que piensan que con esas cartas credenciales, merecen los 352 mil pesos más prestaciones, de verdad que don Cuitláhuac debió mandar a esa gente, a picar piedra, puesto que pasaron de lo verde a lo podrido. 

Cosas de la vida y menudencias

El miércoles 7 de julio por la tarde, se registró Salvador Tapia ante la Junta de Gobierno de la Universidad Veracruzana, para suceder a doña Sarita, un gran aspirante que conoce a la perfección las tripas financieras, de nuestra máxima casa de estudios, sería un excelente rector, ahorita que la situación financiera requiere de expertos. 

Mis chulos, he de reposar esta mente unos días, nos leemos el próximo martes 20 de julio, los amo a todos y cuiden el changarro en lo que me desconecto, que aquí me gusta vivir. 

Comente politicaenrosa@outlook.com  entérate www.lapoliticaenrosa.com y sígueme en mis redes sociales @elsbeth_lenz

Botón volver arriba