María Félix la Diva del cine mexicano a 106 años de su natalicio y 18 de su muerte

abril 8, 2020

CDMX/AlMomento.Mx. La irrupción de María Félix en la Época de Oro del cine mexicano fue en 1943 con la que sería su primera película, “El peñón de las ánimas”, de Miguel Zacarías. El recuerdo para el espectador será esa primera aparición del rostro de María bajo un sombrero con una hermosísima mirada que hechiza al espectador y con esa mirada María conquistó el mundo.

La vida de María Félix se explica a través de sus películas, con personajes hechos a la medida que incluyen melodramas campesinos, temas revolucionarios, dramas urbanos y adaptaciones de novelas. De hecho, en 1943, Fernando de Fuentes la llamó para hacer Doña Bárbara, basada en la novela de Rómulo Gallegos, en la que encarnó a una mujer soberbia, temperamental y devora hombres. Fue por esa película que se ganó el mote de La Doña.

María Félix nació y murió el mismo día, un 8 de abril. Ese capricho que el destino le concedió solo acrecentó su leyenda, que cruzó fronteras. Su nombre estuvo en boca de los cinéfilos de España, Francia, Italia y Argentina, países donde no solo cautivó con su belleza, retratada en más de 40 películas, sino por su gran personalidad.

Su carácter indomable, su altivez y su mirada retadora la encumbraron como una gran diva del cine mexicano. Desafió las normas y evitó siempre ser encasillada en un cine que bordaba una y otra vez los estereotipos de la época. María Félix fue una mujer de avanzada que siempre tenía un comentario filoso cuando se le cuestionaba sobre la política, su postura contra del machismo, el mundo del espectáculo, la moda, su rivalidad con Dolores del Río, sus joyas, sus hombres. La María Bonita de Agustín Lara siempre fue noticia mundial.

Sus padres fueron Bernardo Félix y Josefina Güereña, el con sangre de indio yaqui, ella hija de españoles y educada en un convento en Pico Heights California. Sus hermanos Josefina, María de la Paz, Pablo, Bernardo, Miguel, Ma. Mercedes, Fernando, Victoria Eugenia, Ricardo, Benjamín y María del Sacramento.

Antes de mudarse a Guadalajara la familia pasaba la vida entre Alamos y el Quiriego un rancho donde vivían los abuelos, allí María prefería jugar con sus hermanos subiendo a los árboles y montando a caballo y otras cosas que solo hacían los muchachos de la familia, se apartaba de los juegos de niña que con sus muñecas y comiditas practicaban sus hermanas.

Le gustaba andar con su hermano Pablo desarrollándose una gran admiración por parte de María hacia su hermano, lo que fueron juegos inocentes en la niñez empezaron a parecerle peligrosos a la madre que observaba la veneración de que Pablo era objeto por parte de María, y habló con su esposo acerca de enviar a Pablo al colegio militar sin entrar en más detalles pues conocía el carácter fuerte de Don Bernardo.

Esa sería la primera gran pena para María pues además de la separación se sintió que quedaba sola en medio de aquellas hermanas que no la entendían, contaba siempre con el apoyo de

Un día recibieron la noticia de que su hermano Pablo había muerto en el colegio militar las circunstancias nunca fueron del todo aclaradas, María pasó de la pena a un dolor nunca antes sentido.

Se fue convirtiendo en una belleza que desde los 13 años hacía volver la cabeza a sus compañeros de colegio y a hombres de mediana y avanzada edad. Un día los estudiantes le pidieron que fuera reina de la universidad, para María adolescente ser reconocida como belleza, ser coronada como reina y desfilar en una carroza por la ciudad fue un sueño que se hizo realidad y que continuaría para siempre gracias a la inteligencia, disciplina y férrea voluntad de María.

Al poco tiempo y para evitar seguir bajo la disciplina de Don Bernardo se casó con Enrique Alvarez, la juventud y la inexperiencia de ambos terminó en divorcio, de esta unión María tuvo su único hijo, Enrique Alvarez Félix.

María se desplazó a la Ciudad de México. Un día, a principio de los años cuarenta el Ingeniero Fernando Palacios la abordó en la calle de Palma y la convenció de hacer una prueba para el cine, ella no lo tomó en serio pensando que más bien el Ingeniero Palacios quería tener una aventura con ella pero una vez convencida que no era así le gustó el reto y aceptó, de allí en adelante todo sería historia y leyenda.

María se casó cuatro veces , con Enrique Alvarez, con Agustín Lara, con Jorge Negrete y con Alex Berger, su última relación fue con el pintor francés Antoine Tzapoff. Vivía seis meses del año en París y los otros seis en México, entre su casa de la Ciudad de México y la de Cuernavaca.

En 1996 Francia la condecoró con la orden de Commandeur dans I´Ordre National des Arts et des Lettres, la más alta distinción que otorga el gobierno de Francia, siendo María la primera mujer en América Latina que la recibe.

En París ocupaba su tiempo en exhibiciones de arte, moda, antigüedades, museos y visitar a sus amigos, siendo la propietaria de la colección de pinturas “Cuando La Danza Se Vuelve Rito, Los Indios de México” pintada por Antoine Tzapoff y que ha recorrido varios museos de la República Mexicana, en Valencia, España y París, Francia en La Casa de la América Latina (se inauguró en Marzo de 1997).

En México aparte de arreglar su casa de la Ciudad de México y la de Cuernavaca, asistía a comidas o cenas en casa de sus amigos, daba entrevistas a periódicos o programas de televisión que encontraba interesantes.

En 1991 en un programa de televisión con Verónica Castro, mantuvo cerca de 4 horas toda la atención de los telespectadores constituyendo así el rating más alto.

En 1996 hizo un programa de televisión con Ricardo Rocha que duró 5 días (dos horas diarias) y que mantuvo el interés de los mexicanos con el raiting más elevado. Hizo otro nuevamente con Verónica Castro a finales de 1996 con una duración de casi cuatro horas donde el tema fue la mujer, cantó dos canciones con mariachi y dos tangos.

La mañana del 8 de abril de 2002, el cantante Juan Gabriel, que al igual que Agustín Lara le había compuesto un himno, María de las María, la llamó por teléfono para felicitarla por su 88 cumpleaños. “La Doña todavía no se ha despertado”, le dijo el mayordomo, pero en realidad La Doña ya estaba muerta, el mismo día de su nacimiento, como si lo hubiese planeado para acrecentar su leyenda.

Meses después, cuando se supo que le había dejado todas sus propiedades y dinero a su joven asistente, Luis Martínez de Anda, y nada a sus hermanos, estos pidieron que se exhumara el cadáver “para comprobar que María no fue envenenada”. Este acto fue retransmitido en directo por la televisión aunque el resultado confirmó que “murió por una insuficiencia cardiaca”.

Sus familiares dejaron entonces de hacer ruido y el heredero comenzó a subastar los muebles, los cuadros, los vestidos y las joyas de la diva, siendo muchos de ellos comprados por sus seguidores.

El carácter indomable de María Félix, su altivez y su mirada retadora la encumbraron como una gran diva del cine mexicano. Quienes la conocieron defendieron siempre, sin embargo, su amabilidad y dulzura, y culparon su fama a los papeles que en realidad interpretaba en el cine. Lo que nadie puede negar es que la actriz desafió de manera continua las normas establecidas y evitó siempre ser encasillada en un cine que bordeaba de forma continua los estereotipos de la época.

Fue una mujer avanzada a su tiempo y que tuvo un comentario acertado cuando se le preguntaba de política. Es recordada también por su oposición al machismo, sus opiniones sobre el mundo del espectáculo, la moda, su rivalidad con Dolores del Río, sus joyas y sus hombres… porque en el fondo, María Félix continúa siendo noticia en todo el mundo.

El mundo de las letras se rindió ante ella y algunos escritores le dedicaron algunas letras.
Rómulo Gallegos:

María Félix es con su vida y su estilo, una fuente de inspiración constante de varios escritores en el mundo, su belleza, inteligencia y el misterio que la rodean, dan pauta a los elogios o al vituperio. Internet permite ahora conocer parte de su vida.

El escritor venezolano Rómulo Gallegos escribió su novela Doña Bárbara. En México años después se hicieron planes para filmarla, el escritor vino a México, el papel de Doña Bárbara se le dio a una actriz de teatro, para celebrar el inicio de la filmación se le dio una comida en un conocido restaurante, María se presentó como invitada; al verla entrar Rómulo Gallegos exclamó: ¡ Esa es la Doña Bárbara que yo escribí !

Lo demás es historia María interpretó el personaje de Doña Bárbara con tanto éxito que a partir de entonces el pueblo de México, sus amigos y sus fans del extranjero la llaman La Doña.

Escritores de gran prestigio como Octavio Paz, han escrito sobre ella, otros escritores mexicanos como : Carlos Fuentes, Luis Spota, Carlos Monsivais, Salvador Novo, Elena Poniatowska, Guadalupe Loaeza, Sealtiel Alatriste, Andrea Valeria, Waldemar Verdugo y Carmen Barajas, son algunos de tantos mexicanos que se han inspirado en el personaje de la Félix; Renato Leduc y Pita Amor le han escrito varios poemas.

En Francia Henry Burdin escribió en 1982 un libro titulado ” La Mexicaine”, tiene 769 páginas y está supuestamente inspirado en la vida de La Doña. En España Luis Gasca (1994) le dedica varias páginas en su libro ” Chicas Malas Mujeres Perversas”.

En 1992 su hijo Enrique Alvarez publicó un libro con sus fotografías, el prólogo es de Octavio Paz y el epílogo de Enrique. En 1993 con el título de “Todas Mis Guerras” María publica su autobiografía que se convierte en un best seller, actualmente la edición se encuentra agotada.

¿Cuántos libros más de escritores Centro y Sud-americanos que se han inspirado en el personaje de María Félix se habran escrito?…..

Octavio Paz, escribió el prólogo del libro de fotos que sobre María publicó su hijo Enrique Alvarez Félix. ” María nació dos veces : sus padres la engendraron y ella, después, se inventó a sí misma.”

La poetista Pita Amor. Le escribió cosas formidables. Un día le envió estas líneas: ” Ayer te ví rodeada por la tarde, ibas como un cuchillo desafiando el aire”. Le escribió otros poemas. “Eres María una ave y eres el Ave María.”

Su carrera cinematográfica

En su carrera cinematográfica María filmó 47 películas, todas con artistas de gran fama como Pedro Armendáriz, Rossano Brazzi, George Marchall, Yves Montand, Gerard Philipe, Vittorio Gassman, Curt Jurgens, Fernando Rey, Jack Palace, Fernando Fernán Gómez, Jorge Mistral,Arturo de Córdova, Jorge Negrete, Carlos Thompson, Ignacio López Tarso, Emilio Fernández y muchísimos más.

La vida de Félix se explica a través de sus películas, con personajes hechos a medida que incluyen melodramas campesinos, temas revolucionarios, dramas urbanos y adaptaciones de novelas. De hecho, en 1943, Fernando de Fuentes la llamó para hacer Doña Bárbara, basada en la novela de Rómulo Gallegos, en la que encarnó a una mujer soberbia, temperamental y devora hombres. Fue por esa película que se ganó el mote de La Doña.

Por las películas Enamorada, Río escondido y Doña Diabla, María Félix obtuvo el Ariel como mejor actriz. Años después, la Academia Mexicana de Ciencias y Artes Cinematográficas (AMACC) reconoció su carrera con un Ariel de Oro por su trayectoria.

La diosa arrodillada, Maclovia, La cucaracha, Tizoc, Camelia, La Valentina, La estrella vacía, Mesalina, La monja alférez, La mujer sin alma, French Cancan, La pasión desnuda, fueron otras de sus obras celebradas. En ellas trabajó con los grandes directores de la época como Emilio El Indio Fernández, Ismael Rodríguez, Roberto Gavaldón, Julio Bracho, Emilio Gómez Muriel, al igual que con directores extranjeros como Luis Buñuel, Jean Renoir, Luis César Amadori y Carmine Gallone, por mencionar algunos.

Durante su larga trayectoria en el cine María filma 47 películas en diferentes países como: México, Italia, Francia, Argentina y España, sus galanes fueron siempre los más populares de cada país.

PELICULAS
1940 a 1945
El Peñón de las Animas
María Eugenia
Doña Bárbara
La China Poblana
La Mujer sin Alma
La Monja Alférez
Amok
El Monje Blanco
Vértigo
1946 a 1949
La Devoradora
La Mujer de Todos
Enamorada
La Diosa Arrodillada
Río Escondido
Que Dios Me Perdone
Maclovia
Doña Diabla
Mare Nostrum
Una Mujer Cualquiera
1950 a 1954
La Noche del Sábado
La Corona Negra
Hechizo Trágico
Mesalina
Reportaje
Camelia
El Rapto
French Can-Can
La Pasión Desnuda
1955 a 1959
La Bella Otero
Los Héroes Están Fatigados
La Escondida
Canasta de Cuentos Mexicanos
Tizoc
Flor de Mayo
Faustina
Miércoles de Ceniza
Café Colón
La Estrella Vacía
La Cucaracha
Sonatas
Los Ambiciosos
1960 a
Juana Gallo
La Bandida
Si Yo Fuera Millonario
Amor y sexo
La Valentina
La General

PREMIOS DE CINE
1946 La Mejor Actuación Estelar Femenina en “Enamorada”.
1948 La Mejor Actuación Estelar Femenina en “Río Escondido”.
1986 La Diosa de Plata en reconocimiento a su carrera cinematográfica.
1946 Ariel por su actuación en ” Enamorada”
1948 Ariel por su actuación en ” Río Escondido”
1950 Ariel por su actuación en “Doña Bárbara”
1958 Premio Menorah del Club Deportivo Israelita por “La Cucaracha”.
1986 Diosa de Plata en reconocimiento a su carrera cinematográfica.
1992 Homenaje de la ANDA a los 50 años de su debut cinematográfico en ” El Peñón de las Animas”.
1996 Homenaje en el XVIII Festival Internacional de Films Dirijidos Por Mujeres en Créteil, Francia,(Con exhibición de sus películas).
1997 Invitada de Honor al Primer Festival de Cine en Madrid, España. Con exhibición de sus películas.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar