Max Verstappen habla sobre las amenazas que recibió luego de polémica con «Checo» Pérez

noviembre 17, 2022

Redacción Xalapa.- Luego del incidente ocurrido el pasado fin de semana entre los pilotos de Red Bull, Max Verstappen y Sergio «Checo» Pérez, en el Gran Premio de Brasil, ya que Verstappen se negó a ayudar a su compañero mexicano a que terminara en sexto y no en séptimo puesto de la carrera, y así apoyarlo para lograr el subcampeonato, el piloto neerlandés ha declarado que él y su familia han estado recibiendo amenazas y abusos en internet por parte de los usuarios.

«Después de esa carrera, por supuesto, quedé muy mal en los medios de comunicación. Pero tampoco tenían la imagen clara. Ponerme así de inmediato es bastante ridículo. No saben cómo trabajo en el equipo y lo que el equipo aprecia de mí. Todas las cosas que he leído son bastante desagradables», declaró Verstappen este jueves previo al último Gran Premio de la temporada, Abu Dabi.

Posteriormente, el piloto holandés denunció amenazas contra su familia. 

«Incluso más que eso, (las redes sociales) empezaron a atacar a mi familia. Amenazaban a mi hermana, a mi madre, a mi novia, a mi padre. Y para mí eso va demasiado lejos. Si tienen un problema conmigo, está bien. Pero no vayas a por mi familia porque eso es simplemente inaceptable. Cuando tu propia hermana te escribe que se está volviendo demasiado y que tienes que hacer algo al respecto, creo que eso dice lo suficiente», dijo. «Fuimos a Brasil y sólo pensé en que íbamos a correr y a intentar conseguir el mejor resultado posible. Tuvimos un poco de falta de comunicación el sábado y el domingo, no se me había dicho nada sobre un posible intercambio», agregó.

La escudería austriaca compartió su postura ante lo sucedido en la pista y lamentó que las malas decisiones provocarán una campaña negativa para sus pilotos.

«Como equipo, cometimos varios errores en Brasil. No habíamos previsto la situación que se desarrolló durante la última vuelta de la carrera y no teníamos acordada una estrategia para esa situación antes. A Max sólo se le informó en la última curva de que cediera la posición, sin transmitir la información necesaria».

Y sigue: «Esto puso a Max, quien siempre se ha mostrado abierto a jugar en equipo, en una situación complicada, con poco tiempo para reaccionar, algo que no era ni mucho menos nuestra intención. Tras la carrera, Max habló de forma abierta y sincera, permitiendo a los dos pilotos resolver cualquier problema o preocupación. El equipo acepta sus razones y la conversación fue personal y se mantuvo en privado. No haremos más comentarios».

La escuadra campeona también aprovechó para denunciar comentarios de las redes sociales contra ellos. «Los mensajes que se sucedieron en las redes sociales son completamente inaceptables. El comportamiento abusivo hacia Max, Sergio o el equipo y sus respectivas familias es chocante y triste. Desafortunadamente, es algo que vemos en Fórmula 1 regularmente y no hay lugar para ello ni en el mundo de las carreras ni en la sociedad. Necesitamos mejorar en ese aspecto».

«Al final esto es un deporte y estamos aquí para correr. Las amenazas de muerte, mensajes de odio hacia los pilotos o sus familiares son deplorables. Valoramos la inclusión y queremos que la Fórmula 1 sea un espacio seguro para todos, que así podamos trabajar y disfrutar de nuestro deporte. Este abuso debe acabar», concluye.

Tras ese suceso, Verstappen se ganó la enemistad de la afición, pues perdió alrededor de 40 mil seguidores en Instagram, mientras que Pérez ganó 50 mil aproximadamente.

Botón volver arriba