Medidas de seguridad permiten controlar manifestaciones en Legisver

enero 23, 2020

Isabel Ortega/Xalapa. El operativo de seguridad que se implementó en el  Congreso local, para controlar el acceso a integrantes de grupos pro familia fue insuficiente para limitar pequeñas manifestaciones.

El Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alejandro Encinas Rodríguez, observó pasivo el uso de la fuerza para controlar a una mujer que buscaba llegar al recinto donde se desarrollaba el encuentro La Igualdad y la No Discriminación, hacía un Código Civil más incluyente.

Desde temprana hora se incrementaron las medidas de seguridad, el acceso a la “casa del pueblo” obligaba a mostrar la credencial de elector y el interior de bolsos y portafolios para evitar el ingreso de pancartas, lonas o cartulinas.

Las áreas de acceso al salón Sebastián Lerdo de Tejada se restringieron; mesas, que semejaban una valla, limitaban la circulación a una sola persona, y los candados en las puertas de cristal permitieron a los elementos de IPAX controlar el paso de los visitantes.

Pasadas las dos de la tarde se dio el ingreso de activistas y promotores de derechos humanos, ellos si portaban pancartas y hasta banderas de la comunidad lésbico-gay. El argumento para permitir su acceso fue que desde el miércoles 23 de enero se había registrado, incluidos los objetos que portarían.

Al evento arribaron funcionarios públicos del municipio, entre ellos la titular del Instituto Municipal de la Mujer, Yadira Hidalgo, que se olvidó del cargo que ocupa y, al igual que integrantes de la comunidad LGBTT, gritó consignas a los pocos católico que se infiltraron.

Personas aisladas buscaron reventar el evento, pero no lograron su objetivo, pues al empezar a lanzar consignas los elementos de seguridad los rodeaban para luego acompañarlos fuera del espacio público.

Minutos antes de la llegada de Alejandro Encinas una mujer intentó pasar el filtro de seguridad, pero tres elementos aguantaron su embestida, a pesar de los gritos y la clara confrontación, el funcionario federal se pasó de largo,  sin siquiera voltearla a ver o intervenir ante el claro uso de la fuerza.

Después de tres connatos de bronca, el foro se desarrolló sin el menor contratiempo. Los grupos pro familia lanzaron constantes consignas contra la diputada Mónica Robles Barajas.

“!La diputada Mónica no nos representa!,  ¡tú no nos representas!, ¡tú no nos representas!, ¡Así no serás presidenta de Coatzacoalcos¡,  ¡Mónica no serás gobernadora!  ¡Solo respondes a un grupo de poder!, -Vete a las colonias para ver las necesidades de la gente, y puedas representar al pueblo-, entre muchas otras. 

La asistencia del funcionario federal se interpretó como un claro espaldarazo a la reforma al código civil que buscan modificar 50 artículos que garantizan derechos a mujeres, la equidad de género y el matrimonio igualitario. 

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar