Miguel Alemán: 2 millones USD al mes + Guajardo, peón de Emilio Gamboa + Naucalpan: Robo al contribuyente

julio 12, 2021

El abuelo, primer Presidente civil del país en la era posrevolucionaria, robó a placer. Se hizo de enormes extensiones de tierra en todo el país –ahí está Ciudad Satélite en el EdoMex, fraccionado por su familia, como mínimo ejemplo, más media Costera en Acapulco–, mientras que el padre gobernó a Veracruz y fue el primero en endeudar a la entidad a niveles impagables, y ahora el nieto ya es prófugo de la justicia, tras una aventura empresarial fallida porque él la tomó como un juego. 

Miguel Alemán Magnani, hijo de Miguelito –siempre será Miguelito—Alemán Velasco, nieto de Miguel Alemán Valdés creó Interjet para “jugar a los avioncitos”, con la inmensa fortuna que su abuelo y su padre amasaron gracias a la corrupción política que ellos mismos alentaron y de la cual, claro, se beneficiaron. 

Y jugando jugando Alemán Magnani se asignó un salario mensual de un millón de dólares y otra cantidad igual para su padre, Miguelito, en tanto colocó a amigos, primos y cuates de parranda en cargos clave y con quienes también creó empresas fantasmales aquí y en el paraíso fiscal que es Irlanda –la que compró algunos equipos Airbus y rentó otros de la misma empresa; la del combustible, ambas sólo como ejemplo– con salarios de sultán y manga ancha para que también ellos hicieran sus “bisnes”. 

Jugando, compraron aviones rusos que prácticamente ya eran chatarra. De puritito milagro no se vinieron a tierra causando la muerte de decenas si no es que hasta de centenares de pasajeros. Dejaron de pagar toooodos los adeudos. Los sueldos de los trabajadores, para empezar, pero también el combustible para los aviones, los pagos a los aeropuertos de aquí y del extranjero, los teléfonos, el internet… ¡y los impuestos! 

Jugando, los Alemán –Miguelito y su hijo Miguel— trataron de deshacerse del problema vendiendo la mayoría accionaria a un par de filibusteros de la iniciativa privada ligados a la corrupción política: Carlos Cabal, quien defeccionó casi de inmediato, y Alejandro del Valle, que ahora carga con la bronca sin posibilidades de salir de ella. Los Alemán no lo consiguieron. El problema sigue ahí.  

Y es por eso por lo que el jueves 8 de julio un juez federal ordenó la aprehensión del ahora prófugo Miguel Alemán Magnani, por una presunta defraudación fiscal de 66 millones 285 mil 195 pesos, en su calidad de vicepresidente de la aerolínea Interjet. 

Es apenas la punta de madeja 

Game is over. Se acabó el juego. 

¿No cree usted? 

¿Van en serio contra otros peñistas? 

Cierto. Puede y debe ser revancha política de la 4T o hasta maniobra distractora tras que se diera a conocer el video donde ooootro hermano de AMLO estira la mano para que un enviado del verde ex gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, se la embarre con fajos de billetes. Pero también porque a su paso por la grilla y la administración pública se hizo de mulas Ildefonso Guajardo Villarreal, como casi todos los priístas, los panistas, perredistas y, ahora, los morenistas. 

Socio en los “bisnes” de Herminio Blanco con empresas como Mitsubishi, para proteger los no muy claros intereses de la empresa japonesa en las salinas de Guerrero Negro, como di a conocer en su oportunidad en este espacio desde hace ya casi seis años. Los nipones les pagaban millones de dólares al año por su gangsteril venta de protección.  

Por tal es que toca el turno a Ildefonso Guajardo, quien fuera secretario de Economía en el sexenio pasado y negociador del T-MEC, quien ya enfrenta un proceso por un supuesto enriquecimiento ilícito. La Fiscalía General de la República le atribuye un incremento patrimonial injustificado por operaciones de una tarjeta American Express, depósitos de 300 mil dólares en un banco internacional y la adquisición de un cuadro de 20 mil dólares del pintor oaxaqueño Guillermo Olguín, entre 2014 y 2018. Cantidades verdaderamente irrisorias. 

Pero ¿es contra Ildefonso o van tras el grupo político – económico al que pertenece? 

Y es que la bio política de Guajardo Villarreal está íntimamente ligada a un par de personajes de renombre. Aparece como ujier de ese fracaso desgraciado que fue la campaña presidencial de Francisco Labastida, estando él a la orden incondicional del infame yucateco Emilio Gamboa Patrón, que tanto daño ha causado al país. 

Se desempeñaba como mandadero, corre ve y dile, estafeta de Gamboa, a su vez mozo del chaparrito Humberto Castillejos Cervantes, amo y señor de las Legislaturas LXII y LXIII del Senado, impulsor de todas las mamarrachadas jurídicas de Peña Nieto. 

En el 2000 el pago de sus quincenas, aparte de salir del ex partidazo –que fue infamemente arrasado por otro corsario como Vicente Fox– salía de los bolsillos de su auténtico padrino y valedor: Julio César Villarreal Guajardo, dueño de Banco Afirme y de un sinnúmero de empresas metalúrgicas en Europa y Asia. 

Villarreal Guajardo, el poderoso acerero a quien recientemente AMLO le vendió el 55% de AHMSA, fue también el dueño de Las Truchas, la metalúrgica del puerto de Lázaro Cárdenas que entregó en bandeja de acero a la mafia china, así como buena parte del muelle de Manzanillo para efectos del trasiego de metanfetaminas y precursores plásticos de drogas heroicas. 

Villarreal Guajardo es, como Guajardo Villarreal, un hombre chiquito, pero cauto, que nada “de a muertito” en los mares procelosos de la gran corrupción mexicana. Influyente en este sexenio lo mismo que en el anterior de enanitos, Villarreal no pudo, ni con todo el dinero de sus empresas del holding Villacero de Monterrey y Monclova, sentar en la silla de Nuevo León a su proyecto de gobernador, a su primo Ildefonso. En buena hora. 

Hoy sólo alcanzó a hacerlo diputado federal por la vía plurinominal. 

E indiciado por la FGR. 

¿Cómo la ve usted? ¿Es Ildefonso la punta del iceberg? ¿Van tras Gamboa Patrón, de quien Guajardo es sólo un peón? 

Indicios 

Castigada por sus dizque gobernados, la convenencieramente neo-morenista Patricia Durán Reveles, alcaldesa de Naucalpan, en el Estado de México, perdió su reelección. Y ahora lo que le urge es irse el último día de este fatídico 2021 con las alforjas repletas. Vea usted si no es así cuando hace apenas unos días se dio la siguiente situación. Una ciudadana, conocida del escribidor, acudió a la Tesorería ubicada en el Palacio Municipal a pagar su adeudo de impuesto predial, lo que no había hecho debido a la sequía económica producto de la pandemia. En una ventanilla le dieron el monto y hasta le hicieron un descuento. Pasó a la siguiente y le dijeron que sólo recibían dinero en efectivo, nada de tarjetazos de crédito o de débito. Sólo cash. Nada más taref. Y, además, que no le darían recibo oficial, sólo una hoja en blanco con un sello de la Tesorería. ¿Dinerito para el retiro, señora Durán Reveles? + + + ¿Conoce usted a Mario Alfonso Cantú Suárez, quien fuera subsecretario de Minas en el sexenio de la corrupción peñista? ¡Aguas! Porque desde el jueves, luego del anuncio del proceso en contra de Ildefonso Guajardo, anda buscando quien le firme documentos donde conste que le prestaron dinero, como treta para esconder de la UIF y de la FGR los muchos millones de pesos y de dólares mal habidos. Y como este individuo, muchos otros más de la dependencia donde ahora despacha Tatiana Clouthier. + + + ¡Feliz inicio de semana! Y, como siempre, buenas gracias y muchos, muchos días.  

Botón volver arriba