“Minería tóxica” ocasiona sequía en comunidades de Actopan y Alto Lucero

marzo 30, 2021

Juan David Castilla Arcos. Los trabajos de minería a cielo abierto en los municipios de Actopan y Alto Lucero han ocasionado sequía en 60 comunidades de la zona.

Este problema se recrudece durante los meses de marzo, abril y mayo por el estiaje y las altas temperaturas registradas en la entidad veracruzana.

De acuerdo con Guillermo Rodríguez Curiel, el integrante de La Asamblea Veracruzana de Iniciativas Ambientales (Lavida), los niveles de las lagunas de El Farallón y Laguna Verde, que se encuentran en la zona costera de la carretera Cardel-Nautla, han bajado, de manera considerable, por los proyectos mineros.

“La actual sequía que hay en la zona es tremenda. La laguna de El Farallón está seca. Ya no hay agua, ya nada más queda el lodo. Ya no hay peces y todas las lagunas que están en ese sistema cerquita de Laguna Verde, los manantiales están secos y decimos que de esto son responsables las mineras”, enfatizó.

El ambientalista recordó que las perforaciones que efectúan las empresas canadienses alcanzan hasta los 800 metros de profundidad, situación que desvía el curso de las aguas.

“Las mineras siguen trabajando, siguen haciendo sus perforaciones, para las muestras de tierra y calculamos que la actual sequía que hay en la zona es por esos trabajos”, insistió.

El entrevistado consideró que la “minería tóxica” ha ocasionado una gran devastación en dicha zona del estado de Veracruz.

Además, reprobó que los pobladores se hayan visto en la necesidad de contratar pipas de agua, cuando en la zona había manantiales.
«Hay devastación y cambios en la vegetación original”, repudió en su visita a la ciudad de Xalapa.

Botón volver arriba