MODA ADMINISTRATIVA – El Democrata

MODA ADMINISTRATIVA

febrero 28, 2022


Como en toda actividad económica, administrativa o política hay tiempos definidos de atención; en el caso público, generalmente los consigna la norma escrita, por lo cual nos encontramos ante espacios de tiempo en los cuales todos están obligados a hacer lo mismo.

Así hay tiempos para formular los presupuestos, para integrar los procesos de planeación, la integración de entes participativos ciudadanos, y de orientar el rumbo de trabajo.

Estamos ante un hecho que refleja moda; entendiéndose a un valor que tiene frecuencia absoluta en el tiempo, se trata de una tendencia de la administración pública referido a los tres órdenes de gobierno, singular  tratándose del gobierno federal porque solo hay uno;  plural para estados y general para municipios, esté es el ejemplo por el número de participantes al mismo tiempo, caso concreto: el Plán Municipal de Desarrollo la constitución política lo hace obligatorio y toda su normatividad derivada.

Que es lo que se tiene que hacer antes de iniciar un proyecto o un nuevo año, “Planear”, que queremos, con que contamos y en que tiempo, es una norma básicade trabajo; los municipios tienen que hacer en un espacio de 120 días su Plan Municipal de Desarrollo, como condición tienen que integrar su comité de planeación; ahora para el bienestar.

El marco jurídico es claro; “Constitución Política Nacional, la Constitución Local, la Ley de Planeación del Estado, la Ley Orgánica Municipal”, en los tiempos actuales  se habla con frecuencia en los medios de este tema.

¿Pero en que consiste la planeación municipal?: 

 “Implica la concepción del desarrollo municipal, como una actividad de racionalidad administrativa, encaminada a prever y adoptar armónicamente las actividades económicas, con las necesidades básicas de la comunidad; ahora en al marco del bienestar. Dentro de estas destacan”:

  • Seguridad.
  • Salud.
  • Pobreza.
  • Vivienda.
  • Servicios Públicos.
  • Asistencia Social.
  • Medio Ambiente.
  • Comunidades Rurales

La planeación estratégica en los municipios es uno de los pilares fundamentales para consolidar un buen gobierno y constituye la hoja de ruta que los Ayuntamientos deben seguir para alcanzar sus objetivos, buscando la mejora en las condiciones sociales, económicas y ambientales en el municipio.

Es prioritario dentro de la planeación municipal orientar la actividad económica y de gestión para obtener el máximo beneficio social, en el periodo constitucional, con una visión a futuro.

El Plan debe de integrar cuatro apartados:

La definición integrada en Plan Nacional de Desarrollo, la del Plan Estatal,  las normas 20-30 de la ONU y en su caso las regiones conurbadas de carácter metropolitano.

El presidente ha manifestado que el Plan Nacional, prioriza el bienestar y pone fin al periodo neoliberal, misma línea que persigue el de Veracruz, objetivo que se encierra en una palabra emblemática “BINESTAR”.

Para su elaboración es necesario implementar la herramienta del Marco Lógico, establecer un diagnostico, el foda municipal, fundamentar los ejes, vincular a los presupuestos y definir objetivos, metas, programas, acciones e indicadores de gestión; medición que permitan evaluar lo realizado, para saber si lo estamos haciendo bien, quien es eficiente y que fallas para su evaluación y corrección.

Pero como lo comenté es una atención prioritaria de moda, porque además de normativa es obligatorio, los municipios están obligados a entregar al H Congreso del Estado antes del primero de mayo.

¿Ocurrido esto que pasa?, vienen nuevas modas, quien se acuerda de la existencia del plan, de su medición, de su cumplimiento, inclusive de los Coplademun, de sus integrantes, si se transparentan los indicadores y cual es su cumplimiento, pues quien sabe.

Quien se acuerda de los planes elaborados en las administraciones anteriores, como se evaluó su cumplimiento, por desgracia me atrevo a decir es que hoy es letra muerta todo este propósito.

Pero eso si merodean consultores, coyotes, enviados de niveles superiores a visitar a los ayuntamientos para su elaboración, ahí muchos inician su devenir de dadivas, trafico de influencias y oportunidad para acometer en el escaso presupuesto municipal.

 Eso se termina en el tiempo de la moda, sin evaluación en la calidad, se entregan al Congreso los planes de desarrollo, con ello estamos con palomita burocrática, nadie se va acordar de el hasta que venga el tiempo en el año 2026.

Botón volver arriba