Mónica: madre primigesta que no tenía dónde vivir

mayo 9, 2019

Juan David Castilla Arcos/Xalapa. Mónica estudiaba la licenciatura en Geología cuando quedó embarazada. Tenía 22 años y no debía decírselo a sus padres porque seguramente la echarían de casa.

Se había quedado sola y no sabía qué hacer, pero tenía el firme compromiso de que su hija naciera y estuviera saludable.

Fue así como encontró la ayuda en la Casa Hogar Tepeyac, el único refugio en Xalapa para jóvenes primigestas o que están embarazadas por primera vez y que se encuentran en situación de calle.

Amanda Martínez Pedraza, encargada de la casa hogar, recuerda que Mónica no hablaba cuando llegó. Parecía temerosa, muy tímida.

Se trata de una de las más de 500 jóvenes que han sido apoyadas en el albergue, ubicado en la avenida Ruiz Cortines número 508 de la colonia Guadalupe Rodríguez.

La joven mintió a su madre sobre un presunto servicio social que debía realizar en otra ciudad para culminar su carrera; estuvo internada en la casa hogar hasta que nació su bebé.

Allí, la apoyaron sus compañeros de clase con sus tareas y trabajos grupales.

Sin embargo, después de un tiempo, su madre supo la verdad y acudió a visitarla a la casa hogar, donde recibía alimentos, atención médica y alojamiento.

Para Martínez Pedraza se trata de una madre primeriza que se enfrentaba a las dificultades por su inexperiencia y falta de recursos económicos.

Sin embargo, su hija nació, culminó su carrera, encontró un buen empleo y salió adelante.

Botón volver arriba