Morena perdió el 65% de sus votos, es tiempo de que Yeidckol Polevnsky deje el cargo: Alejandro Rojas

Redacción/Xalapa. MORENA fue el partido que perdió más base electoral en los procesos que se llevaron a cabo el pasado domingo 2 de junio.

En el 2018 sacó 4,511,536 votos en estos Estados de la República y ayer sólo sacamos en total 1,567,028 votos.

Es decir, perdimos 2,944,508 electores. Casi 3 millones de votos menos que la elección anterior, o sea, 65% menos votación.

En algunos Estados de la República, como Tamaulipas, Aguascalientes y Durango fue un desastre electoral. Pasaron por encima de nosotros, ante la complacencia y displicencia de nuestra dirigente nacional, Yeidckol Polevnsky, quien debe explicar sus inexplicables decisiones que nos llevaron a obtener estos pésimos números Electorales.

El caso de Tamaulipas será emblemático de cómo perder una elección, cuando hace 3 meses el ánimo social y las encuestas nos favorecían a MORENA 3 a 1. Lo advertimos a tiempo y ahí están los famélicos resultados.

La victoria en Puebla es pírrica, porque el PAN sacó más votos que MORENA y sólo nos salvaron los votos de los aliados; y en Baja California nos ayudó más el hartazgo por el PAN que por el arrastre de nuestros candidatos.

Estos resultados son consecuencia de que la dirigencia nacional que encabeza Yeidckol Polevnsky, tomó pésimas decisiones, maniobró en contra de la base militante y excluyó a cientos de dirigentes para ser nuestros candidatos competitivos, que luego no se involucraron en el proceso, además de que no hubo casi ningún apoyo para nuestros candidatos y las estructuras electorales.

Peor, imposible.

Al parecer, a Yeidckol Polevnsky sólo le interesaba Puebla que encima de todos los Estados en donde hubo elecciones. Ésa fue su prioridad desde el principio, abandonando a su suerte a los morenistas de esas entidades de la República, además de imponerle candidatos poco competitivos.

Parafraseando a Shakespeare: algo huele mal en MORENA.

Hago un exhorto a toda la militancia de MORENA y a los Consejeros Nacionales, para que se convoque a la brevedad a un Consejo Nacional para evaluar estos pésimos resultados, porque no podemos escudarnos en alto abstencionismo como pretexto para tan baja votación.

Es tiempo de que la Secretaria General en funciones de Presidenta, deje el cargo y se designe a una Presidencia interina, a fin de que se abra la afiliación -con los filtros adecuados–y se convoquen a elecciones abiertas y democráticas, para enderezar el rumbo de MORENA y colocarlo a la altura histórica que nos tocó vivir.

Estos resultados son la mejor prueba de que la dirigencia nacional de MORENA no cumplió su primera prueba electoral. No hay nada qué celebrar y sí mucho que reorganizar.

Yo con gusto me sumaré a esa reorganización, porque por encima de nuestro proyecto personal, está el Proyecto de Nación.

Les recuerdo que sigo siendo militante y Consejero de MORENA, porque al haberme inconformado con la injusta resolución de la CNHJ, está sub judice mi status, por lo que siguen vigentes mis derechos y obligaciones como miembro de MORENA.

Back to top button
Close