¿Nuestros cerebros son esponjas evolucionadas?

noviembre 23, 2021

Redacción/Xalapa. Un nuevo estudio de Jacob Musser, investigador del Laboratorio Europeo de Biología Molecular, propone a las Poríferas (esponjas marinas) como ancestro de nuestro actual sistema nervioso.

«Profiling cellular diversity in sponges informs animal cell type and nervous system evolution», título de dicho estudio, teoríza que las células involucradas en la regularización de la alimentación y entorno microbiano que poseen las esponjas marinas pueden ser precursoras de la comunicación celular nerviosa que presentan los animales, en dónde nuestro cerebro sería partícipe.

«Una de las preguntas centrales en nuestro laboratorio es cómo evolucionó por primera vez el cerebro animal. Por otro lado las esponjas son interesantes porque surgieron en la evolución antes de que los animales desarrollaran cerebros. Estábamos muy intrigados cuando otros investigadores descubrieron por primera vez que las esponjas tienen muchos genes sinápticos en su genoma que en los humanos se utilizan para comunicarse entre neuronas», explica Detlev Arendt, coautor del estudio.

Las esponjas además, no son un organismo único, si no que es conformado po una colonia de microoganismos que se comunican y regulan para poder hacer lo que conocemos como esponja de mar, por lo que el nexo de estos animales con las actitudes de los nervios animales, daría una pista sobre la evolución de estos aparatos complejos.

«Nuestro estudio se propuso aprender cómo las esponjas utilizan estos genes. Para nuestra sorpresa, encontramos dos tipos de células diferentes que utilizan los genes para establecer conexiones sinápticas que nuestras neuronas utilizan para comunicarse entre sí. Nuestros hallazgos sugieren que incluso los antepasados ​​animales más simples y tempranos necesitaban usar estos genes para comunicar información importante entre las células», aclara Arendt.

Botón volver arriba