Obispo administrador de Xalapa arremete contra Suprema Corte por tema del aborto

septiembre 20, 2021

Yhadira Paredes/Xalapa, Ver.- “El asesinato del aborto lo podrán hacer legal, pero no es moral”, advirtió el  administrador apostólico de la Arquidiócesis de Xalapa, José Trinidad Zapata Ortíz en la circular número 5 de este año, en que la lamentó las resoluciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre el Código Penal de Coahuila y la Constitución de Sinaloa, que llevó a la despenalización del aborto en todo el país.

En el documento enviado por la Coordinación de Comunicación Social de la Arquidiócesis el Obispo de Papantla señala que estas resoluciones no cumplen con el requisito de justicia para todos los mexicanos, pues son “una pena de muerte para muchos concebidos indefensos”.

“El asesinato del aborto lo podrán hacer legal, pero no es moral. El aborto para nosotros los cristianos siempre ha sido un crimen y lo seguirá siendo tan es así que hay una pena de excomunión para quien lo procura y éste se consuma siempre y cuando haya habido los agravantes de conocimiento, edad y libertad, es decir que tengan conocimiento de que existe la pena, que se cuente con la mayoría de edad y la libertad para hacerlo”, dijo.

El prelado católico aseguró que los ministros de la SCJN han cambiado las leyes pero la iglesia no puede cambiar su doctrina en el sentido de que la vida humana debe ser respetada y protegida de manera absoluta desde el momento de la concepción.

Acusó que la Suprema Corte ha pasado por encima de la Constitución pero la iglesia no puede pasar por encima del evangelio, pues para ella el derecho a la vida es fundamental y universal y es la base de otros derechos.

Zapata Ortíz sostuvo que en esta situación se está llamado a asumir el evangelio y definir la fe en los principios que derivan de ella y cuestionarse sobre ¿a quién queremos servir?, a Jesucristo o al mentiroso y asesino que quiere la ruina.

“También estamos llamados a valorar la importancia de la familia como escuela de valores evangélicos y a educar a los hijos en los valores de la vida, de la paz y de la justicia que están contra corriente de los valores del mundo.

No nos dejemos engañar por la cultura de la muerte, Jesús vino para que tengamos vida y la tengamos en abundancia”, finalizó.

Deja una respuesta

Botón volver arriba