Ofrecen en San Lázaro homenaje de cuerpo presente a René Juárez

julio 27, 2021

Carlos Guzmán/El Demócrata. En el Homenaje Luctuoso al diputado René Juárez Cisneros, la presidenta de la Mesa Directiva, Dulce María Sauri Riancho, afirmó que René Juárez deja como legado que la política sirve para servir, que nunca hay que perder las raíces, sino hacerlas más fuertes, y que las causas de los más débiles y más vulnerables son las más importantes.

En el acto, realizado en el Pleno de la Cámara de Diputados, estimó que también deja la enseñanza de que el respeto a la diferencia y a la diversidad son base para ejercer derechos; que el acuerdo y la conciliación propician la solución de problemas, no los profundizan, y que negociar no es un verbo perverso, sino útil cuando se mantienen los principios.

“Además, deja la imagen de una piel obscura, orgullosamente afromexicana, corriendo por las playas de Acapulco, rumbo a las olas de la eternidad de los recuerdos y los afectos”, expresó.

Consideró que hablar de la vida del legislador “da esperanzas a quienes creemos en la política como una vía para transformar la realidad injusta que nos rodea”.

La diputada Sauri Riancho lamentó que, como tantos miles de mexicanos, el diputado René Juárez falleció por las secuelas del COVID, que afectaron severamente sus órganos. “Sin sobrepeso, deportista corredor de maratones, era exactamente lo contrario del grupo de mayor riesgo de sucumbir ante esta enfermedad”.

La emergencia sanitaria, precisó, sentó sus reales en la parte final del segundo año legislativo. “La enfrentamos con medidas inéditas, como sesiones semipresenciales para cuidar la salud de las y los legisladores y las y los trabajadores del recinto de San Lázaro”.

“A un mes de la conclusión de nuestra Legislatura, René Juárez es el tercer compañero diputado que pierde la vida a consecuencia de este virus; antes, lo hicieron Miguel Acundo González, del Grupo Parlamentario de Encuentro Social, y Delfino López Aparicio, del Grupo Parlamentario de Morena”, comentó.

Botón volver arriba