Orfis deberá revisar tema de desayunos escolares; también, se deben cambiar reglas de operación

mayo 27, 2022

Isabel Ortega/Xalapa. La entrega de alimentos caducos y echados a perder a escuelas, como parte del programa desayunos escolares calientes y fríos obligaría a una revisión de parte del órgano de fiscalización del Estado, opinaron diputados locales y federales.

La denuncia pública de que durante la pandemia la falta de logística llevó a que comités de padres de familia y maestros recibieron comida echada a perder, debe servir para revisar las reglas de operación del programa y deben derivar en denuncias penales, dijeron legisladoras de oposición.

Recientemente una investigación periodística exhibió a los gobiernos de los estados, entre ellos Veracruz, que por falta de logística para la entrega de alimentos para desayunos calientes y fríos entregaron alimentos echados a perder, en algunos municipios lo usaron para alimentar cerdos.

En los dos años de la pandemia Veracruz adquirió 209.8 millones de productos por un monto de 1 mil 366.9 millones de pesos.

La maestra y diputada local Ruth Callejas Roldán consideró necesario revisar las reglas de operación de los desayunos escolares, pues es evidente que algo está fallando.

Se tiene que revisar a qué distribuidores se les entregan, pues no pueden contratar a una empresa de Coatzacoalcos para surtir alimentos a una escuela de Zongolica, pues de eso depende que los alimentos no lleguen echados a perder.

“Ha sido mal aplicado el recurso, pero si es una lástima que los ayuntamientos no denuncien, que permitan que se entregue así y que las autoridades estatales no prevean la entrega de los alimentos”.

Dijo que al haber funcionarios públicos involucrados se hace necesario que los padres de familia y maestros denuncien, pues sólo así se implementarán acciones que inhiban ese tipo de conductas en el futuro.

Por su parte el diputado local y ex alcalde de Agua Dulce, Lenin Torres dijo que en el sur de Veracruz no se presentaron esos casos; incluso, mencionó que en su periodo al frente del municipio instaló 13 comedores comunitarios que alimentaron a cientos de personas que se quedaron sin trabajo.

Cuestionado por los errores en la entrega de los alimentos, en donde los padres de familia y los municipios se debieron coordinar para recogerlos, dijo que ningún gobierno estaba preparado para afrontar el tamaño de una pandemia tan devastadora, que mató a miles, “aprender cómo, de dónde, porqué, cómo le hago nos llevó tiempo (…) obviamente generó problemas de logística y retrasos involuntarios”.

Por otro lado, dijo, las autoridades encargadas de la fiscalización deberán seguir un protocolo legal de revisión para ver por qué no llegó a tiempo el alimento, tema que se tendrá que analizar en las cuentas públicas.

“Si hay que decir algo con franqueza la mayoría de los gobiernos municipales empezamos a atender la pandemia después de retraernos un poco y ver cómo afrontarla”, insistió.

Se tendrá que revisar cómo se dio la distribución, se deberá permitir a los entes involucrados que se justifiquen, y como última medida se tendrán que presentar las denuncias para que se den las sanciones correspondientes.

Finalmente, la panista María Josefina Gamboa reconoció que será difícil que se pueda proceder, en caso de presentar alguna denuncia pública, pues Morena tiene el control de todo y no dejan que las investigaciones avancen.

“Desprecian el Estado de Derecho, son una banda que se ha dedicado a sacar medicina de los hospitales, que cubre corrupción en contratos, hay corrupción más que nunca y hay un desfalco total. Y no han hecho nada y la única solución es que se vaya Morena”.

Botón volver arriba