Patear las leyes * Patear consejeros * Patear ministros 

abril 8, 2022

Ahora sí te la prolongaste, Andrés Manuel

Como ya se escribió por ahí, te salió del alma. 

Desnudaste tu naturaleza verdadera. 

Fue un impúdico striptease en plena “mañanera” 

“… ¡y no me salgan con que la ley es la ley!”, soltaste. 

Fue entonces cuando muchos vimos como exhibías sin rubor alguno las partes más pudendas de tu anatomía política. 

En otros términos, fue una reedición de aquel “¡al diablo con sus instituciones!” cuando –a muchos nos consta– los panistas Vicente Fox y Felipe Calderón te robaron el sexenio presidencial 2006-2012. 

Había, entonces, razones válidas, justificables para mostrar tu menosprecio a un IFE que, en apenas unas cuantas horas y al amparo de la oscuridad nocturna, te escamoteó votos y se los dio a quien espuriamente ocupó el lugar que te correspondía. 

Pero ¿y ahora? 

Ya traías pleito más que cantado con cuando menos un par de consejeros del INE a quienes, en tu simplismo, ubicas como “enemigos de la democracia” … y ya todos sabemos que, aunque no sea Halloween, a ti te gusta disfrazarte de democracia. 

Y ahora con los ministros de la Corta de Justicia que te han traído a tortazo limpio prácticamente toda la semana. 

¿Sabes por qué? 

Pues porque la ley es la ley.  

Y si queremos vivir civilizadamente todos, tú incluido, tú el primero, debemos obedecerla y respetarla. 

Ya sabemos, eso sí, que eres víctima del síndrome de la cáscara de nuez. Te embarcaste en ella –en mala hora– el primer día de diciembre de 2018 y creíste que habías abordado un trasatlántico, aunque en realidad ya llevas más de tres años en el puente de mando de un auténtico destructor. 

Y como en tu gobierno “sacar a patadas”, patear, está de moda, pues pateas las leyes y hasta te atreves a patear a la verdad. 

Todos los días. Sin que te falte uno solo. 

Ojalá la Historia, a la que tanto veneras, pero también temes, sea benévola contigo y no acabe pateándote, también. 

El kickoff de Adán Augusto 

Fue el todavía secretario de Gobernación Adán Augusto López dio la patada inicial. 

La dio contra los consejeros del INE a quienes, anunció, que por las purititas pinches pistolas de Mr. Democracy Andrés Manuel López Obrador, “va a sacar a patadas” de sus cargos para que se vayan “con la cola entre las patas”. 

Luego fue a visitar a los ministros de la Corta de Justicia –tras huir cobardemente de los representantes de los medios de comunicación, en una suerte de carrusel de feria o “caballitos” como los conocemos por acá, para llegar al mismo lugar de donde salió–, ¿también para amenazarlos con sacarlos a patadas si no se plegaban a los deseos del Gran Señor de la Justicia que vive y despacha a nuestras costillas en Palacio Nacional? 

Eso, mientras en el Senado representantes de las oposiciones demandaban que ya, por su parcialidad e inservible como está este otro tabasqueño, por favor lo saquen a patadas de la Secretaría de Gobernación. 

Pero no, ahí lo verá usted todavía mucho tiempo. 

Pateando el pesebre. 

Lo único que sabe hacer. 

¿No cree usted? 

Indicios 

Hace unos días mencioné aquí a Gustavo Carvajal Moreno, presidente del CEN del PRI en parte del sexenio de don José López Portillo. Siempre se dijo que la relación con su padre, Ángel Carvajal Bernal, se había enfriado a raíz de que, siendo secretario de Gobernación de Adolfo Ruiz Cortines, don Ángel no había alcanzado la Presidencia de la República, toda vez que quien despachaba en Bucareli parecía tener siempre franco el camino a la candidatura presidencial del partido en el poder. ¿Le sucederá lo mismo a Hernández López? ¿Alguno de sus hijos, el menor, Adrián, se lo recriminará en alguna ocasión? Perdió todo, por nada a cambio. * * * Cada vez son más las ocasiones en las que AMLO pierde la cabeza y permite que sean sus vísceras las que conduzcan las “mañaneras”. Patear y patear y patear al periodista Carlos Loret de Mola da prueba de que el Presidente de la República no es refractario a la crítica y menos si ésta da en el clavo. * * * Y a quien no’más no le resultan sus patadas de bicicleta es al histrión y excandidato a diputado federal Alfredo Adame. Siempre termina con la espalda en el piso. ¡Pobre! * * * Por hoy es todo. Le agradezco me haya acompañado hasta aquí en la lectura de este texto. Si va a conducir su vehículo por carretera, hágalo con precaución. Recuerde que aquí le esperamos para desearle, como siempre, que tenga usted ¡buenas gracias y muchos, muchos días! 

Botón volver arriba