Patriotas y Rams van por la gloria este domingo en Super Bowl LIII

Atlanta/Notimex. Con una carga de favorito, Patriotas de Nueva Inglaterra espera completar la obra este domingo cuando enfrente a Rams de Los Ángeles en el partido del Super Bowl LIII, el cual se escenificará en el emparrillado del Mercedes Benz-Stadium de Atlanta, Georgia.

Sin embargo, a pesar que Patriotas tiene en Tom Brady al hombre clave en el juego, el rival en turno goza buen momento defensivo, el cual está acompañado por el trabajo ofensivo para tener un juego equilibrado capaz de despertar en busca de la victoria.

Brady se ha convertido en una estrella al sumar más asistencias en el Super Bowl en la historia de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL) y va en busca de otro trofeo “Vince Lombardi”.

Patriotas se ganó su puesto en la final gracias a ser un equipo fuerte en el Conferencia Americana y Los Rams de la Conferencia Nacional demostraron continuidad y contundencia en cada uno de los juegos para llegar a la última instancia.

El cuadro de Brady espera sumar el sexto título en su historia y de esta manera emparejar a Pittsburgh Steelers; Rams va por el segundo título.

Como dato anecdótico, Carneros regresa la ciudad de Georgia 19 años después de conseguir su primer título tras vencer a Titanes de Tennesse. Las condiciones son diferentes y el equipo ha retomado mejor el camino a su destino.

Rams tiene un reto grande este domingo, porque enfrentará a unos Patriotas de gran trayectoria en la NFL y Todd Gurley debe estar acertado para revertir la historia de Brady, quien tiene la capacidad de descifrar jugadas complicadas para hacerlas fáciles.

A sus 41 años de edad, Brady carga con la responsabilidad de llevar a la sexta victoria al equipo. Sin embargo, el tiempo ya ha pasado un poco sobre él y puede ser el veterano que tendrá que pelear con el adversario y con la destreza que tenía hace un par de años.

Los Ángeles dieron la sorpresa en esta temporada, callados y con entrega en cada uno de los juegos, supieron fraguar la final con 13 victorias por sólo tres descalabros en la temporada regular, lo que hizo quedarse con el mote del equipo revelación.

El cuadro angelino llega motivado a esta final con la esperanza de dar su golpe autoridad y reponerse de las derrotas del 1980 y 2002. Mientras que Patriotas a seguir con el dominio.



Back to top button
Close