PENSION; ASPIRACION LEGITIMA

abril 12, 2021

Dependiendo del tiempo laborado, tipo de trabajo, estatus alcanzado; la pensión puede parecer irrelevante, molesta por lo que le retienen, y las llamadas que recibe de la empresa afore a la que este afiliado, en pocas palabras es irrelevante lo que le sigue en tu vida.

Se empieza a entender al paso de los años, con sus asegunes, si es que cambia de trabajo, y si este es bipartito, es decir sector privado o público; este punto te lleva al arrepentimiento, decepción, o bien ¡el valió la pena!

El sector publico y el privado tiene su sistema pensionario, pero son incompatibles; los dos son de beneficio hasta cierto tiempo fecha, pero no se llevan, las capitalizaciones difieren, inclusive en el sector público, el federal y el de Veracruz a esta fecha uno es de cuenta individual y el otro de beneficio.

El número de pensionados reportados por el Inegi a 2018 de seis millones de pensionados, de los cuales el noventa por ciento; más de cinco millones son de beneficio definido, es decir trabajadores en activo los sostienen, y el diez por ciento; seiscientos mil, tienen cuentas individuales; el otro dato relevante es que el cuarenta y un por ciento o sea 29 millones de 56 mlls.de personas económicamente activas cotizan.

Ahora que me ostento como pensionado puedo decir que me arrepiento de no haberme quedado en el sector financiero, pues gracias a que trabaje 1,565 semanas gozo de buena jubilación hubiera sido mejor de haber permanecido; en   el IPE no he preguntado para no sonrojarme de lo que pudieran darme.

La justicia social es un gran logro del hombre pues beneficia a ricos y a pobres a humildes y poderosos, solo basta con haber trabajado, estar dentro de un sistema, haber contribuido con tú parte, tener la edad o estar inhabilitado para el trabajo para que cada mes te llegue lo que justamente te pertenece; hay otros en Veracruz que exageraron con más10 trabajos que superaran laboralmente 24 horas del día y que tienen más de 100 mil pesos mensuales; e increchento algo solo posible en el IPE.

El origen de la pensión como prestación se dio a los trabajadores con el propósito de evitar un levantamiento social que pudiera haber llevado a un  régimen comunista tipo ruso, le da viabilidad el  canciller alemán Otto Von Bismarck, quien otorgó a los trabajadores un sistema de pensiones para promover el bienestar social para el adulto mayor, hechos que ocurrieron  hace 120 años.

En nuestro país las condiciones de mejora para el sector laboral empiezan en el año 1924, cuando se establece por primera vez en América Latina una “Política Publica de previsión Social”.

Este sistema se da por muchos años por medio de las Cajas de Previsiones que son el antecedente del IMSS, en la cual cada una establecía las condiciones de afiliación y cobertura, los recursos que recaudaban se iban a un fondo común, que asignaba las pensiones, considerando los montos aportados por el empleador, los recursos estatales y por supuesto lo descontado al trabajador, desde luego no había problemas pues eran muchos más los aportantes que jubilados.

Así llegamos a los regímenes actuales de participación definida, de aportaciones individuales o mixtos; Dinamarca tiene el mejor sistema, pero los descuentos vía impuestos son altos y el jubilado gana bien, pero lo quitaron un porcentaje superior al treinta por ciento de sus ingresos cada mes.

En México AMLO hizo ya su reforma, los empleados aportaran el 13.2% de su sueldo, acceder al retiro a los 19 años de trabajo, se aumentaron al triple las aportaciones patronales comenzado con el 1% adicional a partir de 2023, tendrá una pensión mínima garantizada de $ 4,425 en lugar de $ 3,289, aportación del gobierno federal del 1.32% para inversión en recursos accionarios a nivel de afores.

Sin lugar a dudas que las pensiones son un beneficio real para los trabajadores, pero también es cierto que tiene un costo para el país, para lo cual el gobierno demanda mucho dinero para poder cubrir su parte, pues no es solo las tradicionales del IMSS, ISSSTE, las estatales, hay que considerar además las de CFE y PEMEX que por la generosidad estas son muy caras para el erario, tan es así que el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria estima que para el este año se gastará el 5 por ciento del producto interno bruto, y que pagarlas para el año 2024 se incrementara a 6.5 por ciento del PIB.

Consideración aparte merece la pandemia y los pronósticos: que no se  han hecho los ajustes, pues hay bajas activas y pasivas y no tienen un límite ni estimación clara.

Lo que si es de a de veras; es la última oferta del Programa Bienestar del presidente de subir a $ 3,000 bimestrales la pensión para los adultos mayores de 65 años, esta decisión implica dos mejoras; una económica de $ 520 bimestrales y otra en la edad de recibirla de 68 años a 65.

Esto desde luego amenaza a las finanzas públicas y conforma lo que cite en el articulo de la semana pasada, México requiere una reforma fiscal antes de tener problemas sociales.

¡Pero que bueno es tener una pensión después de una vida laboral y seguir activo!

Botón volver arriba