Personas con trastornos mentales carecen de atención y tratamientos adecuados

octubre 12, 2021

Ciudad de México. La crisis de salud derivada del COVID-19 ha puesto de manifiesto la importancia del cuidado a la salud mental. Sin embargo, a nivel mundial aún estamos lejos de que sea considerado un asunto de prioridad para las instancias de salud, señala la organización Voz Pro Salud Mental (VPSM).

Este 10 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Salud Mental. De acuerdo con la Federación Mundial de Salud Mental (WFMH por sus siglas en inglés) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), el lema de la campaña para este año es “Salud mental en un mundo desigual”.

El llamado es urgente, ya que, según datos de la Federación Mundial de la Salud Mental, en países pobres o medios, entre el 75% al 95% de la población no tiene acceso a los servicios de salud mental. Pero la problemática es generalizada, ya que, en los países considerados de primer mundo, la gente tampoco obtiene los servicios adecuados.

Gabriela Cámara, presidenta honoraria de VPSM CDMX puntualiza que “la falta de inversión en salud mental es desproporcionada a la inversión total en salud, cuando no puede haber salud sin salud mental, lamentablemente, entre uno y otro, la brecha es amplia”.

VPSM agrega que las personas con algún trastorno mental no obtienen los servicios de calidad a los que por derecho les corresponden. Estudios hechos por la propia WFMH en distintos países, incluido México, han revelado que llegan a pasar hasta 15 años para que los pacientes puedan recibir un tratamiento médico; estamos hablando de un tratamiento integral, que considere, tanto el aspecto médico, como el social y el psicológico, que en su conjunto han mostrado ser efectivos.

El panorama luce complejo, porque se estima que para el 2030, la depresión y las enfermedades mentales sean la primera causa de discapacidad en el mundo.

Asimismo, la pandemia evidenció la falta de cobertura en los sistemas de salud. Los hospitales psiquiátricos trabajaron a un tercio de su capacidad, por lo que las personas en crisis de salud mental fueron atendidas en sus respectivos domicilios, se entiende que esto fue a fin de evitar contagios.

No obstante, el rezago en torno a este tema sigue siendo un reto. En México solamente se cuenta con 13 unidades de internamiento psiquiátrico. Hay que considerar que los trastornos psiquiátricos afectan al doble a las personas con otras enfermedades o discapacidades; por ejemplo, una persona con discapacidad visual padece, en su mayoría, depresión y ansiedad.

Además de esta carencia en la atención y servicios adecuados, los pacientes, incluyendo sus familiares, tienen que enfrentar el estigma social, lo que repercute en las oportunidades de educación y laborales, afectando considerablemente su bienestar social y económico.

En el contexto del Día Mundial a la Salud Mental que tiene como fin crear conciencia en la importancia de promover la atención y cuidados a quien padece trastornos mentales, es importante sumar esfuerzos, autoridades de los tres niveles de gobierno, Congreso, organizaciones civiles, academia y sociedad, a fin de acabar con la desigualdad en torno al acceso a la salud mental.

Botón volver arriba