Pieza «Todo lo que está a mi lado», una exploración a la intimidad

Una exploración al espacio en que transita el ser humano, en especial ese lugar íntimo que puede ser una cama, realiza la pieza escénica "Todo lo que está a mi lado",

marzo 22, 2019

Luis Galindo /México, (Notimex).- Una exploración al espacio en que transita el ser humano, en especial ese lugar íntimo que puede ser una cama, realiza la pieza escénica «Todo lo que está a mi lado», que bajo la dirección de Fernando Rubio se representará en el Museo Universitario del Chopo.“Se trata de una reflexión sobre la intimidad y cómo evitar espacios en lugares aparentemente reconocibles, pero que se transforman por la apertura hacia otros lugares como es la cama”, aseguró Rubio, quien anunció que la temporada se llevará a cabo del 23 de marzo al 7 de abril.

De acuerdo con datos de la producción, en el montaje, una actriz y un espectador comparten un intenso momento de intimidad sobre una cama. Los objetos del entorno se resignifican, dando pie a nuevos pensamientos estéticos sobre la intimidad, el vínculo con los otros, la presencia en el tiempo y las sensaciones que produce la acción de compartir, con desconocidos, espacios que habitamos de forma afectiva.

La pieza busca la reflexión sobre la experiencia en todas sus posibilidades: estéticas, conceptuales, urbanas y relacionales. 

Al respecto, Rubio detalló que ese objeto-cama tiene una memoria tan importante en la vida de “todos nosotros”, es uno de los más condensadores de la memoria e incluso aquellas personas que no la tienen.

Agregó que de ese objeto le interesa siempre construir en las obras esa posibilidad de encuentro que puede haber en éste, y “de quiénes somos a través de una ocupación de un espacio determinado, que se revela durante la obra”.

El director mencionó que aunque hay muchos elementos aparentemente de conexión como las redes sociales e internet, esto no permite jamás la dimensión del encuentro entre unas personas o las miradas que se generan.

“Me parece que al menos en mis obras o en el teatro que hago, intento generar una reflexión sobre eso, no solamente la posibilidad de concretarlo, sino también de entender qué nos pasa y por qué en otros espacios estamos más distantes”, afirmó en entrevista con Notimex.

Detalló que la pieza o la activación está conformada por siete camas, en cada una hay una actriz y un espectador ingresa en turno cada 15 minutos y se acuesta al lado de la artista.

“Esa experiencia se vive dentro de la cama, durante esos 15 minutos, sale el espectador y entra otro grupo de siete personas, y así sucesivamente durante dos horas, luego viene un intermedio y regresan otras dos horas más”, informó el director Rubio.

Relató que la obra la escribió en enero de 2011, y la estrenó en un festival en Chile en 2012, y hasta el día de hoy ha recorrido América, Europa y Asia.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar